Estrategia Apuestas Fútbol: Estrategia al Over/Under

Futbol abrazo múltiple

Apostar al Over/Under, una Estrategia no aplicable en todas las ligas

Navegando por Forobet, encontramos un post que nos dio ganas de investigar. El mismo fue escrito por el usuario gordongekkko y nos motivó a realizar una pequeña investigación. La estrategia en cuestión es apostar al Over 2.5 cuando el favorito es el local y al Under 2.5 cuando el favorito es el visitante.

La estrategia es buena, pero una vez que nos ponemos a investigar en las diferentes ligas, los números nos demuestran distintas gráficas. En la liga española, por ejemplo, no hay una cierta paridad que indique favoritismo: tanto los favoritos locales como los visitantes superan apenas el 50% (51,24% locales, 53,85% visitantes). En la Segunda, la tendencia se clarifica mucho más: cuando los favoritos son visitantes, la modalidad Under se cumple en el 76,19% de los casos. Un número para tener en cuenta pues si se mantiene esta dinámica a lo largo de todo el año, apostando un Stake plano a cada partido que cumpla este requisito, aunque la Cuota por el under sea baja (en torno al 1.60, por imaginar una cuota típica de under baja) obtendríamos buenos beneficios con ese índice tan alto de aciertos.

Si nos quedamos viendo los resultados de la segunda división española, encontramos que de 198 resultados que se dieron hasta la jornada 18, inclusive, el 15,65% de los casos el resultado fue 1-1 (31 veces) y el 33,83% de los casos fueron empates (67).

 Otro caso similar sucede en la liga Argentina, tomando los resultados del Apertura 2009: el 67,57% de los partidos en donde los favoritos son visitantes, se convierten menos de 2,5 goles. Y el 1-1 es el resultado más repetido llegando al 14% en el Clausura 2009.

Tanto en Italia como en Inglaterra, la regla no es aplicable. En la Premier League, el problema es que hay equipos muy goleadores, tanto de local como visitante: caso Chelsea, Arsenal, los dos Manchester y hasta el Portsmouth, además que los equipos chicos reciben muchos tantos aún en casa. En Italia, los partidos son muy cerrados y esta consigna se cumple mayormente cuando juegan los equipos chicos entre sí o los punteros.