Apostar a que se ganará por más de un gol

Apostar a que se ganará por más de un gol

Para conseguir ganar a largo plazo con las apuestas deportivas es muy importante cuidar tanto el índice de acierto como el stake asignado y las cuotas a las que se apuesta. Del stake se ha hablado ya en muchos otros artículos de Webapuestas, por lo que nos centraremos en una estrategia en la que se trata de potenciar los beneficios obtenidos mediante apuestas con Cuota elevada, como son aquellas en las que se apuesta a que un equipo de fútbol ganará a su rival por varios goles.

Esta apuesta existe en un gran número de Casas de apuestas y se puede encontrar con distintos nombres: margen de victoria (Bet365), hándicap asiático adicional (Bet365 y otras), márgenes de victoria (StanJames), etc.

Lo que se buscará con esta estrategia es apostar a favor del equipo que creamos que va a ganar, pero no de la victoria simple, sino que ganará por más de un gol. Para ello elegiremos partidos en los que el equipo local sea ligeramente favorito (rango de cuotas entre 1.60 y 2.20), de manera que la cuota de la apuesta sea alta. Para seleccionar un partido se debe haber estudiado la apuesta como para apostar por la victoria simple, de la manera habitual (estadísticas, estados de forma, bajas, noticias, etc).

En un partido con la victoria local pagándose a cuota 1.95, el hándicap asiático - 1.5 suele rondar el 3.40. si se apuesta exactamente a que la victoria será por 2 goles la cuota sube hasta el 5.50 y si es por 3 goles hasta el 10.00.

El fundamento de esta estrategia es que en mucha ocasiones se producen victorias por más de un gol, por lo que si se ha hecho un análisis correcto del partido y se ha llegado a la conclusión de que un equipo es superior a otro y debería ganar, la opción de que lo haga por más de un gol es muy interesante desde el punto de vista del apostador. Aunque lógicamente, se fallarán apuestas porque habrá victorias por un solo gol de diferencia, las altas cuotas de las apuestas a que se gana por más de un gol deberían compensar con creces los errores si se ha hecho una buena selección de partidos.