Fiscalidad Apuestas Deportivas

A continuación resolvemos las dudas sobre tributación por las ganacias o pérdidas en las apuestas deportivas, para responder a nuestras preguntas contamos con la experiencia de uno de los mejores despachos especializados en TMT (Tecnología, Medios, Telecomunicaciones), el despacho ECIJA

¿Qué cantidad de dinero se debe declarar con las apuestas? ¿Es obligatorio incluir las apuestas en la declaración de la renta?

Las apuestas tributan en IRPF por las ganancias generadas. Si se trata de ganancias por apuestas, la declaración de estas ganancias se debe llevar a cabo de forma obligatoria en los siguientes supuestos:

  • Cuando se obtengan rendimientos íntegros del capital mobiliario (dividendos o intereses, por ejemplo) y ganancias patrimoniales (como son los premios por la participación en concursos o juegos), si la cuantía global supera la cantidad de 1.600 euros anuales.
  • En caso de que se obtengan beneficios superiores a 1.000 euros siempre y cuando además existan rentas procedentes del trabajo que sean superiores a 22.000 euros, o rentas inmobiliarias, rendimientos de Letras del Tesoro o una subvención para la adquisición de la vivienda de protección oficial o de precio tasado, que sea superior a 1.000 euros.

Varios ejemplos de lo anterior, para intentar aclararlo:

  • Un jugador que tenga unas ganancias por apuestas superiores a 1.600 euros, debe declararlo en todo caso.
  • Si el jugador tiene unas ganancias de 900 euros y unos dividendos por acciones de 900 euros adicionales, también va a tener que declararlos.
  • Sí únicamente tiene unas ganancias de 1.300 euros, tendrá que declarar estas ganancias si adicionalmente hay rentas del trabajo superiores a 22.000 euros.
  • Por último, un jugador que tenga ganancias por importe de 700 euros, por ejemplo, no será necesario declararlas salvo que haya otros rendimientos (dividendos o intereses) que en total superen los 1.600 euros.

Y es que hay que tener claro que las apuestas quedan fuera del ámbito de las loterías y apuestas del estado, por las que en 2019 no se tributa por los primeros 20.000 euros obtenidos (a partir del 1 de enero de 2020 no se tributará por los primeros 40.000 euros).

¿Cómo se realizaría, es decir, cómo se incluyen las apuestas en la declaración?

Se tienen que declarar en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, única y exclusivamente las ganancias que se obtengan de las apuestas, es decir, los beneficios netos que se han obtenido a lo largo del año (como veremos después, se reducen las ganancias con las cantidades invertidas, y, en su caso, con posibles pérdidas surgidas de las apuestas).

De hecho, deben declararse como ganancias patrimoniales que no derivan de la transmisión de elementos patrimoniales.

¿Dónde incluir el dinero obtenido por el juego?

Como hemos visto, las ganancias derivadas de las apuestas realizadas han de tributar en el IRPF como ganancia patrimonial, en cuanto comportan una incorporación de dinero al patrimonio.

Al no estar vinculadas a una transmisión de elementos patrimoniales, se integran en la Base Imponible General, lo que significa que tributa al tipo de gravamen progresivo del IRPF (tablas de IRPF), es decir, al mismo tipo de gravamen que los rendimientos del trabajo, por ejemplo.

¿Si pierdes puedes restar el dinero en las ganancias totales?

Para la cuantificación de la ganancia patrimonial derivada de la obtención de un determinado premio procedente del juego se computará la diferencia positiva entre el importe del premio obtenido y la cantidad “jugada” directamente relacionada con la obtención del mismo.

Además, las ganancias patrimoniales obtenidas por las apuestas podrán compensarse con las pérdidas en el juego de la misma naturaleza obtenidas en el mismo período impositivo, siempre que estén debidamente justificadas y sin que dichas pérdidas puedan exceder de las ganancias obtenidas en el juego en el mismo período.

Lo que quiere decir es que, por un lado, se reduce el beneficio obtenido en las cantidades apostadas; y por otro, se puede reducir también por pérdidas en apuestas en el mismo año (no se compensarán pérdidas provenientes de ejercicios anteriores), y siempre y cuando estén justificadas estas pérdidas.

En lo que se refiere a la acreditación y justificación del importe de las pérdidas y ganancias patrimoniales obtenidas, la misma se realizará (a solicitud, en su caso, de la Administración) a través de los medios de prueba generalmente admitidos.

La duda habitual suele ser la justificación de pérdidas provenientes de casas de apuestas físicas, por ejemplo, en cuyo caso si los recibos no son nominativos y no se ha realizado el pago electrónico (con tarjeta) resultaría muy difícil, por no decir imposible, acreditar esta pérdida y reducir, en consecuencia, el importe de la ganancia.

¿Cuántos impuestos se pagan en la renta según las apuestas?

La cuota o cuantía a pagar dependerá tanto de las ganancias obtenidas por las apuestas, como del resto de rendimientos, así como de la residencia del jugador y de la Comunidad Autónoma en la que deba presentarse la declaración.

Y es que, como hemos visto, este tipo de ganancias se suman a la base imponible general del IRPF, aplicando un tipo progresivo de gravamen en función de los ingresos declarados.

¿Cuál es el porcentaje que debo pagar a hacienda de mis apuestas?

Como hemos visto, no hay un porcentaje fijo, sino que se aplica un porcentaje de gravamen en función de cada tramo de IRPF que corresponda tras sumar los premios obtenidos de las apuestas y el resto de los rendimientos.

Para el ejercicio de 2019, los tramos generales serían como se muestra en la siguiente tabla (aunque en todo caso habría que aplicar los tramos aprobados en cada Comunidad Autónoma, que pueden ser ligeramente inferiores -en comunidades como Madrid, por ejemplo- o superiores -en Cataluña u otras regiones-).

Base imponible (€) Tipos a aplicar
desde 0 hasta 12.450 19%
desde 12.450 hata 20.200 24%
desde 20.200 hasta 35.200 30%
desde 35.200 hasta 60.000 37%
más de 60.000 45%

 

¿Cómo declaro en la renta sí juego en diferentes casas de apuestas?

Si se tienen cuentas en varias casas de apuestas con ganancias, hay que declarar esas ganancias en conjunto, como un todo.

Es decir, el cómputo de las ganancias y pérdidas obtenidas en el juego se realiza a nivel global, teniendo en cuenta todas las obtenidas por el contribuyente a lo largo de un mismo período impositivo, y en relación estricta con los importes ganados o perdidos en las distintas apuestas o juegos en las que haya participado.

¿Tengo que declarar el dinero, aunque no lo tenga en la cuenta bancaria y lo tenga en la casa de apuestas?

Sí, se tendrán en cuenta las ganancias y pérdidas obtenidas en el ejercicio (año natural) resultando irrelevante a estos efectos si el jugador ha retirado o no las cantidades de la casa de apuestas.

¿Qué ocurre si no pago los impuestos de las apuestas?

Además de tener que ingresar la cantidad que no se declare en el IRPF (cuota), la Administración podría imponer sanciones que pueden ser entre el 50% y el 150% de la cantidad no ingresada, según los casos.

¿Qué ocurre con los bonos de bienvenida sin depósito también tengo que decláralos, ejemplo la casa de apuestas me regala 50€ por registrarme?

Así es, ese importe se considera como una ganancia a la hora de calcular el beneficio neto, por lo que habría que añadir estos bonos al total de las ganancias, con independencia de que dichos bonos de bienvenida sean para apostarlos.

Valoranos / Promedio

4.57143
Promedio: 4.6 (7 votos)