Previa y apuestas al Open de Australia

Con apenas un par de semanas desde el inicio de este 2019, el primer Grand Slam del año, el Open de Australia, llega al circuito con los jugadores no muy rodados y sin demasiadas ideas acerca del estado físico de muchos de los favoritos lo que hace que se nos presente un torneo muy impredecible ya que tampoco han habido torneos de nivel en las semanas previas, como sucede en otros majors.

Esto hace que Melbourne siempre sea un torneo muy especial ya que hay que realizar diferentes análisis respecto a otros torneos de la misma categoría.

Así pues, aquél que haya llegado con mejor rodaje en pretemporada y con mejor estado físico, será quien tenga más opciones de cara a llegar a rondas finales y, por tanto, de poder ganar el título.

Las condiciones de extremo calor (se esperan temperaturas que ronden los 40 grados centígrados o más) y humedad, unido al poco tiempo de preparación para este torneo, hace que se produzcan más sorpresas de las debidas tal y como pudimos comprobar en 2018, con la presencia de Edmund y Chung en semifinales.

Hace un par de años, los organizadores de Australia decidieron aumentar la velocidad de sus pistas y en 2018 fueron las más rápidas de todo el circuito, un año más, repitiendo desde 2017.

Se sorteó el cuadro masculino del Open de Australia y ya conocimos los caminos de los distintos favoritos al título.

No ha cambiado demasiado en cuanto a cuotas para los candidatos a ganar en Melbourne, pero con el horizonte que presenta alguno que otro, eso nos puede llevar a pensar en quién tendrá más probabilidades de llegar a las rondas finales del cuadro.

Bono apuestas luckia

Por ejemplo, el azar ha deparado un cuadro bastante asequible para Rafa Nadal en su primera semana de competición.

El balear llegaba a Australia sin ritmo de competición y es que su último partido lo jugó en septiembre, en las semis del US Open.

Eso le ha hecho bajar mucho en las casas de apuestas y en Luckia, su cuota a ganador final está a 8.00.

El balear es un tenista que en cuanto agarra nivel, es capaz de ganar a cualquiera y teniendo en cuenta las primeras rondas que tendrá por delante, no vemos mala opción apostar por él como ganador del torneo.

Nadal enfrentará a Duckworth en primera ronda y podría encontrarse con Ebden y De Miñaur en las siguientes rondas.

Serían tres primeros partidos bastante buenos para Rafa, de cara a la segunda semana, donde ya sería muy peligroso de enfrentar a cualquiera.

El balear va por el mismo lado del cuadro de Federer, lo que significa que podrían encontrarse en semifinales.

La cuota a la victoria del suizo es de 6.00 y considerando que es el ganador de los dos últimos años allí, tampoco es una mala opción a tener en cuenta.

No hay que olvidar que las pistas de Melbourne son las más rápidas del circuito y que eso le viene de perlas al estilo de juego de Roger, que aunque no ha tenido mucha suerte con el cuadro que le ha tocado, será de los principales favoritos a la victoria.

El ganador de 20 grandes tiene a rivales difíciles en la primera semana de competición, con Istomin o Monfils en su horizonte, pero sigue siendo superior a todos ellos por lo que le daremos como favorito a avanzar al menos hasta la segunda semana de competición, donde se podría encontrar, entre otros, a jugadores como el joven relevación del circuito en 2018, Stefanos Tsitsipas, o al finalista de la pasada edición, Marin Cilic.

El griego aun tiene que demostrar en los grandes que es toda una realidad y quizá pueda pagar esa inexperiencia que tiene todavía mientras que Cilic lleva unos últimos meses un tanto complicados y a un nivel un poco menor de lo que le conocemos. Así pues, Roger es nuestro favorito a pasar a la final en su lado del cuadro, incluso por delante de Nadal.

En la otra parte del cuadro, sin duda, nuestro candidato a alcanzar la final es Novak Djokovic aunque hay que tener en cuenta el cuadro tan duro que le ha tocado y que podría complicarle las cosas.

Por ejemplo, el serbio iniciará ante uno de la previa y podría encontrarse con Tsonga en segunda ronda. Medvedev, Shapovalov o Nishikori aparecen también en su camino en las primeras rondas, así como Anderson o Zverev en cuartos de final y semifinales.

Para la casa de apuestas Luckia, Novak es claro favorito al título pero su victoria se paga solo a 2.20.

Nos gusta más, por ejemplo, los 9.0 euros que se paga a la victoria de Alexander Zverev.

El tenista de Hamburgo ya demostró en el pasado Masters de Londres que ha madurado, venciendo de forma consecutiva a Federer y Djokovic, y de la mano de Ivan Lendl, será un jugador a seguir en el torneo.

Sascha ha tenido bastante suerte con el cuadro y eso le puede hacer meterse en la segunda semana sin demasiadas complicaciones y ahí, fresco físicamente, puede ser de mucho peligro para Djokovic.

Y es que Australia tiene unas condiciones especiales, con extremo calor y mucha humedad y tener partidos más complicados en las primeras rondas, puede llegar a pesar mucho en las piernas en la segunda semana, teniendo en cuenta que solo llevamos dos semanas de 2019. Por ahí, dejamos un resquicio a la posible sorpresa de Zverev en Australia y su cuota es interesante como para, al menos, apostar algo por él.

La apuesta de menos riesgo es la de Djokovic, como decimos, y es que a cinco sets, hay muy pocos que puedan derrotarle.

Del resto de cuotas a ganador del torneo, no vemos llegando lejos a Kyrgios (cuota de 29.00) ni a Murray (cuota de 31.00), que se encuentran también entre los candidatos, según las casas de apuestas.

El australiano no se encuentra físicamente preparado para 7 partidos al mejor de 5 sets y el británico sigue con molestias en su cadera y no está a su mejor nivel, por lo que no le damos ninguna opción a ninguno de los dos.

Quizá sí que pueda tener más probabilidades Kevin Anderson. El sudafricano tiene un saque y una derecha muy potente y ha mejorado mucho su movilidad desde el fondo de pista y las condiciones de Melbourne le pueden venir muy bien. Su victoria final se paga a 31.00 y también podría ser buena opción a considerar.

Anderson va por el lado del cuadro de Nadal y podría encontrarse con el balear en cuartos de final.