Zlatan Ibrahimovic: El Regreso de los Delincuentes

Zlatan Ibrahimovic, como en la publicidad, con la música del “Regreso de los delincuentes”, de los Delinquent Habits, justamente regresa a las primeras planas pero esta vez no con la magia de su fútbol sino por la puja de su carta.

En los últimos días, Ibrahimovic empezó a sonar en la agenda varios clubes de España, aunque el Barcelona parece sacarle varios cuerpos de ventaja a sus competidores directos.

¿Qué es lo que tiene Zlatan para valer 130 millones de euros? Es una picadora de fútbol, hace goles, juega en equipo, no es individualista, y es ganador. Tiene un gran dominio, juego aéreo, terrible presencia ofensiva y  un olfato goleador insaciable. En su haber personal, es Mejor Jugador Sueco durante varios años, Mejor Jugador del Calcio e Integrante del Once Ideal de la Champions, además de dos Eredivisie con el Ajax, dos Calcio y dos SuperCopa con el Inter pero ningún título donde se juegan fronteras por medio.

¿Se justifica, entonces, su valor? Si a esto, se le suma que jamás ganó un torneo internacional es quizá el lado vulnerable del valor de su carta. Es que el título faltante en su vitrina personal es el punto débil del goleador y cualquier club que se lo pueda ofrecer, es factible que pueda desembolsar cualquier suma que se le pida. Quedó en claro su hambre de gloria cuando señalo “quiero ganar algo grande en Europa, en el club que sea”.

Que se ofrece una fortuna, es verdad… Que puede ingresar Samuel Eto’o en un trueque, más efectivo, con el Barcelona, también es verdad. Qué hará el Inter con su joya, es una pregunta difícil de dilucidar. Por efectividad, el sueco es hoy día uno de los mejores cinco jugadores del mundo y tiene contrato hasta el 2013, por lo que queda un camino largo de negociaciones por recorrer.

Lo cierto, es que el delincuente regresará, como en la publicidad, tras acordar los números, a regalar fantasía y goles