Villarreal: Un Submarino de cabeza

Al Villarreal parece haberle sido contraproducente el encarar dos torneos al mismo tiempo, pese a que el técnico Manuel Pellegrini haya puesto énfasis en dejar en claro que su prioridad es la liga.

En las últimas jornadas, después de una campaña memorable, el Submarino Amarillo parece haber quedado envuelto en una nube de interrogantes de cara al futuro, debido al desgaste sufrido, producto de encarar dos frentes que requieren especial preparación, tanto física como deportiva. El recambio no pareció haber sido suficiente y la cantidad de lesionados ya es preocupante.

A Santi Cazorla, fractura de tibia y peroné, se le suma Marcos Senna, con una lesión muscular sufrida en el choque frente al Málaga. Los ida y vueltas en la enfermería han sido un constante en estos últimos meses en el equipo del chileno y no encuentra la misma línea ganadora de juego como lo tuvo en la primer parte del torneo.

Ahora llega un momento crucial, la recta definitoria en ambos torneos. Quizá un discurso para quitar presión por parte de Pellegrini en aclarar que no se prioriza el torneo continental para amainar los ánimos ante una posible descalificación en el Emirates Stadiums el próximo miércoles. Pero ¿qué queda de la liga?

La derrota frente al Málaga le hizo ceder un puesto muy importante en la Clasificación, resignando el hasta la semana anterior el boleto a Champions en manos del Valencia, quedando solamente dentro de UEFA, a un punto del equipo ché.

Los próximos tres partidos, dentro de los que se puede esperar, son con rivales accesibles: Valladolid y Getafe, de visita y Recreativo en casa. Pero si no obtiene los nueve puntos, se encontrará con la serie de partidos "de la muerte", frente al Sevilla, Barcelona, Real Madrid, el rival hasta ahora directo, Valencia para cerrar en El Madrigal frente al Mallorca.

De una año irreprochable, llegando a cuartos de Champions y cómodo en la Liga para completar la seguidillas de campañas locales para la envidia, por su rango, en una semana, entró en un pozo de dudas sobre el futuro que se le espera.

En bet365, le dan pocas esperanzas de seguir con vida frente al Arsenal (@7,00 por un triunfo español frente a @1,44 de los Gunners) y en la liga local, le bajaron las expectativas frente al Valladolid (@2,30 del local frente a los @2,75 del Submarino).

Un Submarino que, en sólo una semana, se puso de cabeza y espera reflotar ante los anhelos a futuro.