TAU: Se inicia la enésima estampida

El TAU siempre padece de los mismos males a final de temporada. No importa lo bien que lo haga ni lo lejos que llegue para ver como casi siempre se resuelve con una estampida de sus jugadores hacia otros clubes más poderosos. La mayoría de ellos tienen un cartel modesto cuando llegan al club vitoriano, pero cuando termina la liga, gran parte de ellos son objeto de deseo de los grandes europeos e, incluso, de la NBA. Este verano la operación salida podría hacer estragos.

La historia del TAU viene de largo y se pueden citar muchos casos para fundamentar nuestros temores. Desde el mítico Joe Arlauckas, uno de los mejores extranjeros que han pasado por la ACB, hasta los más recientes de Macijauskas, Scola, Calderón, Oberto, Nocioni, etc. Algo que se podría repetir de forma alarmante esta temporada si se confirman las salidas del máximo anotador de la ACB y la Euroliga, Igor Rakocevic (Efes Pilsen), la de Pete Mickeal, por el cual puja fuertemente el Regal Barça -flamante campeón de la liga- o Pablo Prigioni, comandante de los baskonistas en las últimas temporadas que ha pedido al club que facilite su marcha.

Pero para el TAU esto sólo podría ser el principio de todos sus males, porque la sangría podría continuar con Tiago Splitter, uno de los pívots más codiciados del mercado y posible carne de NBA en un futuro no muy lejano, o con Mirza Teletovic, MVP de la pasada Copa del Rey.

Uno de los grandes peligros podría ser el afán de ‘galáctico’ madridista también en la sección de baloncesto. El nuevo proyecto que dirigirá Ettore Messina está muy pendiente de lo que sucede en Vitoria y, por ejemplo, ya se ha interesado por la situación de Prigioni y quién sabe si por la de alguno más de la interminable lista de jóvenes valores que atesora en sus filas.

Por fortuna, los vascos han demostrado tener más ojo que ninguno a la hora de rehacerse de tanto ir y venir de jugadores y ya han comenzado su particular apuesta por nuevos jugadores con los cuales reinicia el ciclo constantemente. Lior Eliyahu, ala pívot israelí procedente del Maccabi, o Darijo Saric, al que muchos consideran el ‘nuevo Drazen Petrovic’, son algunos ejemplos.

Lo que está claro es que, pase lo que pase, el TAU será un fijo en las apuestas para luchar por todos los títulos el año que viene.