Serena Williams: La estrella número uno

La estrella número uno del tenis mundial, Serena Williams, no se cansa de ganar torneos y escalar posiciones, manteniendo siempre el número uno del ranking.

Serena Williams, actual líder del WTA, vigente en su ausencia con Indian Wells desde 2001, da la suficiente ventaja como para ser alcanzada por su escolta, la rusa Dinara Safina si es que ésta llegara a la final del torneo. ¿Pero es realmente importante?

Serena logró superar infortunios, no solamente del ranking. Desde 1999, la acosan lesiones por acumuluación de partidos, roturas de meniscos, fractura de tobillos y lesiones menores pero siempre Serena sale victoriosa.

Su invulnerabilidad abre un sinfín de interrogantes sobre Serena. ¿Cuáles son la condiciones sobrehumanas para eximir tal talento? La avalan varios récords e innumerables torneos: saque más veloz femenino, una de las pocas tenistas en ganar los cuatro Grand Slam, y además en menos de un año, más de treinta títulos individuales.

Sus 27 años la llevan a un punto exacto de equilibrio: una rara fusión de joven madurez con excelente estado la mantienen en la cima mundial del número 1. Tal es así, que en 10a1 la mantienen como favorita para el US Open, con una cuota de 3,00, mientras que por la rusa Dinara Safina paga 10,00.

Hoy, además de otras grandes tenistas, es un placer exótico disfrutar de un tenis potente femenino, sutilmente matizado con rasgos masculinos, que despliega Serena.

Es difícil pensar en el futuro de la Perla Negra. Un pasado plagado de lesiones podrán resentirla en un futuro y adelantar un final previsto, aunque es improbable. Eso será algo que no esté al alcence de manos de su padre, a veces malhechor, a veces héroe en la vida/carrera de Serena. Es quizá la única cosa que no pueda manejarle. Todo lo demás depende de la tenista.

Será como los vinos, cuanto más añejos, mejores. Lo cierto que el número fue, es y será siendo Serena, la número del tenis.