Roland Garros: Ni españoles y ni argentinos

Es increíble lo que la organización de Roland Garros ha sacado a la luz sin ningún tapujo. En parte esta podría ser una posible explicación al bajo rendimiento de Rafael Nadal del que hablamos en artículos anteriores. Atención que tiene miga.

Máximos dirigentes de Roland Garros han declarado abiertamente que estaban cansados de ver como los jugadores españoles y argentinos son siempre los que mejores actuaciones cosechan en su torneo de Paris. Y es que los 7 últimos torneos se los habían repartido entre Rafa Nadal, Gaston Gaudio, Juan Carlos Ferrero y Albert Costa. Para encontrar al último vencedor francés hay que remontarse hasta 1983, cuando Y.Noah se impuso al sueco M.Wilander.

Por ello, y ante esta situación, han buscado una sorprendente solución. Simple pero, como podemos comprobar, efectiva. Cambiar las bolas del torneo. Sí, las nuevas bolas utilizadas en este Roland Garros son bolas llamadas comúnmente “pelotas anti-españoles/argentinos” y no, no estoy de coña aunque pudiera parecerlo.

Para ello se ha encargado a una nueva empresa la fabricación de esas bolas con objeto de que fuesen bastante más rápidas. Desde aquí desconocemos la forma en que sintéticamente se consigue este nuevo efecto, sin embargo conocemos que algunos cambios en sus materiales provocan que con ciertos golpeos adquieran una velocidad superior a la habitual.

De esta forma el torneo por excelencia sobre la superficie más lenta del circuito (la tierra), se ha querido transformar en un nuevo experimento que evitase principalmente que Rafa Nadal se impusiese por quinto año consecutivo. Y es que en Francia se empieza a tener mucha envidia de los éxitos del tenista mallorquín. De ahí que el público francés vaya siempre a favor de los jugadores rivales de Rafa, sea cual sea la situación.

Consecuencia de este cambio los cuatro semifinalistas de Roland Garros han sido: R.Soderling, F.Gonzalez, JM De Potro y R.Federer, jugadores todos ellos de características similares. Un potente servicio y una gran derecha plana. Jugadores todos ellos que con pelotas extra rápidas son capaces de machacar a su rival.

Circunstancia que también ha afectado claramente en el torneo femenino WTA, en el que una de las semifinalistas fue una gran sorpresa: S.Stosur, una jugadora que precisamente dispone de un potente servicio y una gran derecha plana. Cualidades que presentan además las dos finalistas del torneo, Dinara Safina y Svletana Kuznetsova.

Desde aquí la situación nos parece claramente indignante. Y es que jugadores como Soderling tenían antes de comenzar el torneo cuotas de @1000 como vencedores del torneo en Betfair. De haber sabido esto antes... Igual alguno de nosotros ya estaba retirado.