Real Madrid: Se hace "kaká"

El proceso de Kaká-Real Madrid, mediático por demás, ha perdido el sentido futbolístico que realmente merece.

El traspaso de Kaká se volvió lento y problemático debido al entorno mercadotécnico que se maneja. De Florentino, ejerciendo como presidente en vigencia y un traspaso ya seguro a una duda grande como el fracaso merengue 2009 y una oferta muy tentadora proveniente desde Inglaterra.

La infinidad de ceros que depara la operación le pone un inseparable sabor merengue aunque el Chelsea no abandone ni un milímetro su encrucijada pelea con el club español. Una contraoferta realizada por el equipo de Abramovich dejó en un paréntesis la transferencia al club español.

Desde aquel infructuoso pase de Robinho al Chelsea, que no llegó a puerto gracias a la intervención del Real, destino que desvió al brasileño de Londres, Roman Abramovich no abandonará ni un solo centímetro la pelea palmo a palmo que mantiene con Madrid. Ya se quedó con Ancelotti pero faltan todavía muchos rounds más en esta millonaria pelea.

La apuesta fuerte sería adivinar si los objetivos deportivos de dos de los clubes más grandes del mundo se priorizan ante el afán de poder que cada presidente-dueño codician.

En medio de todo esto, no se encuentra solamente el astro brasileño, convertido además en objeto de campaña política de Berlusconi, sino los sueños de miles de hinchas rossoneros que adoptaron al sudamericano como hijo propio, pero los millones son más fuertes.

La primera negociación de Florentino a cargo del Real Madrid está ensuciada ya por la avaricia, en un momento que el club español necesita de claridad e inteligencia para salir de la necedad y los desaires deportivos que atravesó este último año.

Es por eso que el "Kakagate" debería encontrarse ya con una salida para esclarecer en el seno Florentino todo lo que se viene. Una vez más en 2009, el Madrid es noticia aunque no por los logros deportivos obtenidos sino por la millonaria incapacidad de realizar un negocio deportivamente redituable. Por el bin de la afición, que el jugador se convierta en merengue y no al revés: que el Real Madrid no se haga "kaká"

Lógicamente, hay apuestas sobre el destino del brasilero: en Betfair puede ganarse unos euros por el destino del carioca.