Real Madrid: Paga nuevamente sus excesos

El Real Madrid empieza a darse cuenta de que está tropezando de nuevo con la misma piedra que en el pasado. El descomunal desembolso que ha hecho el club blanco por Kaká y Cristiano Ronaldo ha desatado un huracán de críticas de todos los sectores de la sociedad e incluso Valdano ha reconocido que ahora tendrán que enfriar el mercado tras haber roto todas las estadísticas. ¿Conseguirán su propósito?

El ‘nuevo’ Real Madrid de Florentino Pérez no se diferencia mucho de aquél que construyó el equipo de los ‘galácticos’ a golpe de talonario. Por aquel entonces los madridistas se jactaban de tener a los mejores jugadores del mundo hasta que se demostró que no siempre los jugadores mediáticos ofrecen buenos resultados. Con la llegada de David Beckham, se dejó escapar a Ronaldinho y a Eto’o al eterno rival y, en esta ocasión, le podría pasar lo mismo con David Villa.

El Real Madrid ha pagado de nuevo por sus errores y el Valencia se ha querido aprovechar de su ventajosa situación para sacar la máxima tajada del asturiano. Algo que no le ha gustado al ‘Guaje’, que al parecer ahora estaría más cerca de Can Barça tras la renuncia blanca a su fichaje.

Similares casos se podrían dar a lo largo de este verano debido a la imprudencia merengue de pagar sumas millonarias a todos sus pretendidos. Así, la negociación con el Bayern por Ribéry o con el Lyon por Benzema se podría eternizar debido a las altas exigencias de sus respectivos clubes, que, como es lógico, no quieren ser menos que Milan y Manchester, los cuales, por cierto, ahora cuentan con una economía saneada para competir con el Real Madrid por cualquier jugador.

El próximo en llegar será Albiol, por el que ha pagado la nada despreciable cifra de 15 millones de euros, y seguidamente podrían caer Arbeloa y Xabi Alonso por 45 milloncetes más los dos. Todos son jugadores internacionales de contrastada calidad que quizás se aparten un poco de la primera etapa donde sólo se hacía hueco a "Zidanes y Pavones". Sin embargo, Florentino tendrá que pagar de nuevo sus excesos y no conseguirá un precio razonable por ninguno de los tres, ni por nadie que se le antoje, por muy desconocido que éste sea.

Bien es cierto que al Real Madrid por ahora está cumpliendo sus objetivos si tenemos en cuenta los pronósticos de las casas de apuestas, las cuales le sitúan sólo a 0,45 puntos -PaddyPower- del Barça para ganar la Liga y como segundo máximo favorito (@7.50), sólo superado otra vez por su eterno rival (@6.00), para ganar la Champions la temporada que viene. Y es que si lo vemos desde el punto de vista que el año que viene la final se juega en el Bernabéu, quizás cobren más sentidos las 'locuras' madridistas.

Otra cosa son los descartes, que vuelven a hurgar en la herida de “mal negociador” con la que se ha criticado al tándem Jorge Valdano-Florentino. Difundir a los cuatro vientos que grandes activos del club como Robben, Van Nistelrooy, Snjeider, Van der Vaart, Diarrá o Gago tienen las puertas abiertas no puede ser del todo bueno para conseguir su propósito de colocar a estos jugadores en cualquier operación.

Por cierto, alguien se ha preguntado alguna vez cuál es el papel de Valdano en toda esta historia. Naturalmente el argentino parece que sólo vuelve para cubrir las espaldas una vez más a su capataz. Mijatovic fue criticado por activa y por pasiva pese a tener varios fichajes acertados, pero al ‘bueno’ de Jorge nadie le recuerda haber dado el pelotazo con algún crack de futuro que no cueste una millonada… ¿Para cuándo nos tendrá reservada alguna sorpresa por la que le podamos alabar como director deportivo?