Ray Allen: Una estrella puede perdonar una vez, dos no

Hace tan sólo unos minutos que Ray Allen ha resurgido del infierno para recuperar a su equipo, los Boston Celtics, y situarlos de nuevo como aspirantes al 'Anillo NBA'. Y es que hoy cuando nos despertemos, en España,  veremos que los Celtics han empatado a uno la primera eliminatoria de la Conferencia Este de los PLay-Off que les enfrenta a los Chicago Bulls. Sin embargo la historia ha estado muy cerca de ser diferente.

En el primer partido de la eliminatoria Chicago dio la campanada al conseguir en la prórroga una victoria por 105-103 en Boston. Entonces sólo se habló del recital que había ofrecido el novato Derrick Rose. La actuación de Ray Allen con los Celtics quedó en parte desapercibida.  Parece que no interesaba destacar los 4 puntos que anotó el amigo Allen en más de 39 minutos de juego, con 1-12 en lanzamientos de campo, 0-6 en tiros desde la línea de tres, 2-2 desde la línea de personal. Una vergüenza para un tipo que gana 16.000.000 de dólares por temporada. En un partido tan apretado la actuación de Ray fue determinante, y pese a la mala noche que llevaba se jugó el lanzamiento definitivo, que evidentemente falló.

En la noche de hoy las cosas no pintaban mucho mejor para los Celtics. A falta de 2:30 para finalizar el encuentro los de Boston perdían por 5 puntos. Esta vez Rose no estaba haciendo su mejor partido, sin embargo Gordon con un total de 42 puntos estaba supliendo las carencias de las bajas de los Bulls. En este momento se han llegado a igualar en Betfair cuotas como no favoritos por los Celtics para pasar la eliminatoria.

Pero hoy sí que sería la noche de Ray Allen. Una auténtica estrella NBA es capaz de fallar en una ocasión, pero da por seguro que en la segunda no te perdonará. Hoy volvía a faltar Kevin Garnett y la actuación de Allen debía ser determinante. Esta vez 30 puntos con 9 de 18 en tiros de campo, 6-10 en lanzamientos triples y 6-6 desde el tiro libre han hecho justicia a su nombre. Más cuando a falta de 45 segundos su equipo perdía por uno y Allen ha anotado el triple que les ponía por delante. Posteriormente, de nuevo con el partido empatado y prácticamente sobre la bocina, Ray se ha jugado, una vez más, el lanzamiento definitivo. Un triple inverosímil con Noah encima que ha puesto el 118-115 en el electrónico y ha cerrado el partido.

Ahora Boston vuelve a respirar gracias a Ray.