Rafa Nadal: Sí a Wimbledon

Tras la derrota de Nadal en Roland Garros a manos de Soderling se empezó a hablar nuevamente de los problemas en las rodillas del número 1 del mundo hasta el punto de no participar en Queens y poner en duda su participación en Wimbledon.

Ni la derrota de Nadal en Madrid contra Federer ni la que sufrió contra Soderling, por muy bien que estuviera jugando el sueco, fueron normales. Esas derrotas fueron demasiado apabullantes y se veía claramente que Rafa no estaba en sus mejores condiciones. Efectivamente sus rodillas le venían molestando y según declaraciones suyas, ese dolor le impedía estar al 100 % concentrado en el juego. El problema que tiene Nadal se llama " tendinitis de inserción de ambos tendones cuadricipitales con ligero edema óseo en ambos polos superiores de rótula " y es ciertamente molesto.

Tras reunirse con sus médicos y equipo técnico han decidido que sí irán a Wimbledon, pero que solo saltará a la pista si se encuentra al 100 %. A mí no me cabe la menor duda de que Rafa tiene problemas físicos, pero igualmente no tenía ninguna duda de que a Wimbledon iba a ir.

Nadal tras la pérdida de puntos correspondiente a Roland Garros no se puede permitir no ir a jugar el torneo londinense, a no ser que no pudiera andar, que no es el caso. Los problemas de rodilla de Nadal ya vienen de lejos, y si bien parece que se han acentuado ultimamente, la realidad es que con ellos llegó a la final de Madrid disputando auténticos partidazos como contra Djokovic.

Así pues, mi opinión es que Rafa va a llegar al próximo Grand Slam en buenas condiciones y su mayor problema no van a ser sus rodillas, sino un Roger Federer rejuvenecido y con más ganas que nunca de recuperar el trofeo que le ganó Nadal el año pasado.