Playoffs ACB: TAU y Barcelona a lo suyo

Los playoffs de la ACB han puesto a cada uno en su sitio a las primeras de cambio. Y está claro que hoy por hoy, TAU Vitoria y Regal Barcelona están varios peldaños por encima del resto de clubes españoles. Quedó claro en la Euroliga y salvo Sorpresa mayúscula quedará claro en la Liga, donde nos dirigimos a la enésima final del año entre vascos y catalanes.

Estos playoffs de la ACB también han confirmado la igualdad existente entre el resto de equipos. Si otros años Unicaja y Real Madrid podían presumir de ser muy superiores al resto de rivales que no fueran TAU y Barcelona, este año las cosas se les han complicado mucho en cuartos de final, en los que Kalise Gran Canaria y DKV Joventut han forzado el tercer partido, pudiendo dejar a uno de los supuestos ‘grandes’ fuera de las semifinales y, de paso, de la próxima Euroliga.

Pamesa Valencia e Iurbentia Bilbao, que se metieron in extremis en los playoffs ACB, no pudieron contener la avalancha blaugrana y baskonita en su propia pista, pese a que en el primer partido dieron más guerra de lo esperado. Recuerden que los valencianos habían apostado fuerte pagando el autobús a los aficionados que les acompañaran al Palau. Un globo que se desinfló a la vuelta donde tanto valencianos como bilbaínos cayeron por más de 20 puntos, una vez ya habían dilapidado el factor sorpresa.

Algo que sí estuvo a punto de aprovechar el Kalise Gran Canaria, el cual, tras ganar en Málaga en la ida, contaba con el fortín del Centro Insular para meterse en sus primeras semifinales de la historia, tras varios años siendo un fijo en las quinielas de los playoffs. Sin embargo, los malagueños ganaron de dos puntos con un magistral Carlos Cabezas y ahora esperan con todo a los insulares en el Martín Carpena. Otro revolcón ‘amarillo’ en la Costa del Sol se paga a @4.00 en paddypower.com.

La misma cantidad que paga por una victoria del Joventut en cancha madridista. Pero visto el añito que llevan los blancos, tanto en fútbol como en baloncesto, no sería para nada descartable un triunfo verdinegro que remate la faena. Las manos prodigiosas de Ricky Rubio pueden obrar el milagro, como ya demostraron en Badalona, donde el futuro NBA hizo lo que quiso con la pelota y movió a su equipo hacia la victoria. ¿Habrá respuesta blanca o querrá evitar otra humillación a manos del Barcelona? Lo veremos este fin de semana…