Número uno del ranking WTA: Dinara Safina lo merece más que ninguna

Dinara Safina es desde el 20 de abril de 2009 la jugadora número uno del ranking WTA. Sin embargo, apenas 4 meses después hemos vivido como ha vuelto a ser atacada por alguna de sus “compañeras” del circuito, entre las que se encuentran Serena Williams o Jelena Jankovic, y todo porque según su parecer una número uno no puede serlo sin tener en su palmarés por lo menos un Grand Slam. Tiene delito.

El número uno del ranking WTA es discutido y puesto en dudas precisamente desde que la belga Justin Henin anunciase su retirada por motivos personales. Recomendamos recordar: Justin Henin, el adiós de una campeona.

Curiosamente la historia de Dinara Safina está tremendamente relacionada con la de Justin Henin. En 2008 Safina pasaba por uno de los peores momentos de su carrera. No conseguía resultados importantes, estaba en un puesto bajo del ranking WTA, y hasta que llegó mayo llevaba 9 victorias y 9 derrotas en esos primeros meses, una marca tremendamente desmoralizante ara una chica de sus características. Pero todo cambió.

Se presentó en Berlin, en lo que era su primera toma de contacto seria con la tierra antes de Roland Garros. Ganó a Julia Goerges y a Kaia Kanepi en las dos primeras rondas de forma sorprendentemente sencilla. En la siguiente su rival era Justin Henin. 5/7 6/3 6/1 ganó Safina. Toda una sorpresa. Después de este partido Justin Henin anunció su retirada. Para todo el mundo una noticia tremendamente triste, se perdía el juego más increíble de los últimos años. Sin embargo, algo de la magia que tenía la belga parece que se quedó en Dinara Safina. Victorias sobre Serena Williams, Victoria Azarenka y Elena Dementieva, con remondadas incluidas. Su primer torneo de la temporada. El comienzo de algo muy grande.

Roland Garros vendría después y no lo ganaría. Pero en los aficionados de la WTA siempre nos quedará el recuerdo de dos partidos: octavos de final frente a Maria Sharapova, 6/7 el primer set, 1/5 para Maria en el segundo también. Pues bien, Dinara Safina hizo una remontada épica, a la altura de muy pocas, y se hizo con ese partido por 6/7 7/6 6/2. Una remontada mágica donde se igualaron cuotas superiores a @100 en Betfair.

La ronda siguiente la disputaría frente a Elena Dementieva, y atención, parece increíble, y más increíble parecía según lo estábamos viendo. 4/6 en el primer set, 1/5 en el segundo, también favorable a Dementieva. Dinara Safina volvió a remontar una diferencia de 1/5 en el segundo set. Sí, dos días consecutivos, frente a las mejores jugadoras del circuito. Lo nunca visto.

Desde entonces: final en Roland Garros 2008, final en Hertogenbosch, ganadora de Los Angeles, ganadora de Montreal, final en los JJOO en Pekín, semifinales del US Open 2008, ganadora de Tokio, final de la Copa Hopman, final en Sydney, final en el Open de Australia 2009, final en Stuttgart, ganadora de Roma, ganadora de Madrid, final de Roland Garros 2009, semifinales de Wimbledon 2009, semifinales de Hertogenbosch, ganadora de Portoroz. Estos, entre otros son sus resultados.

¿Cómo se puede dudar de que Dinara Safina es lo más grande que hay en el circuito femenino? Esos resultados que presenta en el último año no están al alcance de ninguna, y ni mucho menos de Serena Williams, una jugadora a la que las lesiones no la respetan y que no tiene fondo físico para participar en semejante calendario. ¡Qué valor tiene para quejarse!

Sobre Jelena Jankovic, no puedo acabar de creerme que declarase que Dinara Safina no merece el número uno por no tener en su haber algún Grand Slam, cuando la propia Jelena Janovic llegó a ser número uno del circuito a finales de la temporada pasada, ¡sin haber ganado un Grande! ¡De locos!

Si alguna lo ve injusto, ¡las quejas a la WTA, que es quien hace el ranking! Como dice Dinara. Y yo, las animaría a que tratasen de repetir los resultados conseguidos por la jugadora rusa entre 2008/09. Safina, no desistas, ¡algún día lo conseguirás!