Maradona: ¿Qué te pasa, River? ¿Estás nervioso?

Maradona, fiel al estilo Maradona, polemizó un (otro y van....) escándalo directamente relacionado con la directiva de River Plate por el estado del campo de juego del estadio Monumental en el partido que la Selección Argentina se enfrentó a Colombia por Eliminatorias Sudamericanas.

Fuera de las repercusiones mediáticas al respecto, con sectores claramente divididos para ambos lados, Maradona no estaba muy alejado de la realidad al señalar el desastroso estado en que se encontraba la cancha.

Pero de allí, que la dirigencia de River eleve una nota a la Asociación del Fútbol Argentino citando las declaraciones del entrenador argentino como "desmedidas e insolentes" ya la polémica entra a tomar otro matiz.

Porque Maradona es Maradona, tiene privilegios que otro no tendría, eso es verdad. Pero también es parte de sus derechos opinar sobre el campo de juego donde su selección tendrá que desarrollar su juego.

Hasta el momento, es una polémjica común que sacude la modorra semanal. Lo que no queda muy claro fue el hecho de elevar una segunda nota paralela, desde el mismo remitente solicitando detalles sobre el contrato que une a Maradona con la selección, además de el pedido de análisis médicos por el pasado tenebroso del "10", ya es un juego político totalmente alejado de la realidad.

La lectura entre líneas que se amerita puede tener varios ángulos. El más simple es la situación complicada que se encuentra el seleccionado argentino respecto a su clasificación a Sudáfrica 2010.

El poco más profundo es la credibilidad que le resta a Maradona, futbolísticamente hablando. Más allá que el juego no convence, pareciera ser como que los propios futbolistas no tienen conceptos claros para desarrollar dentro del campo de juego.

Pero la más oculta y posiblemente maliciosa, es el manotazo de ahogado que tiran los dirigentes riverplatenses para ganar crédito político sobre una incredulidad generalizada que ellos mismos generaron con la incapacidad para crear, hacer y triunfar, tres acciones claves que no se ven en River, con el presidente Aguilar a la cabeza, desde hace tiempo. La política del hincha: sacar a la Selección de su estadio, más cuando la figura visible es Maradona, con clara inclinación boquense.

Sea cual fuere la lectura, el presente del Seleccionado argentino no es el mejor y no se viven tiempos de paz. De cara al Mundial, la Selección Argentina perdió identidad y credibilidad. Pese a ello, sigue figurando como favorita en las casas de apuestas para obtener la Copa del Mundo en 2010: en Gamebookers, por ejemplo, Brasil es el candidato, pero la albiceleste comparte el segundo lugar junto nada menos que a España, la selección del momento. 

Con esta polémica, Ud decide. ¿Apostará por Argentina?