Los Ángeles Lakers: Son de otro planeta

La figura de Los Angeles Lakers, Kobe Bryant, en conjunto con su equipo, se encuentran  en un nivel excepcional y hete aquí la gran pregunta: de qué planeta salieron estos gigantes del baloncesto

Resulta difícil pensar que Los Lakers podrán ser derrotados, ya que sigue liquidando rivales sin piedad. Su posición de líder en la Conferencia Oeste sigue siendo cómoda con 51 de 13, coincidiendo plenamente con las casas de apuestas que lo daban como candidato al cetro mayor junto a Boston, aún antes de que comience la competencia. Por citar un ejemplo, en MiApuesta, Los Lakers pagan una cuota de 2,75 con 3,75 de los Celtics.

Una buena prueba para los la escuadra de Los Ángeles eran los Rockets de Houston. Estos intentaron por todas las vías bajar a los “mágicos” pero el final sucedió lo mismo de siempre: victoria del líder. Entonces, sería bueno empezar a averiguar la procedencia galáctica de estos jugadores. Con sólo verlos jugar, queda confirmado que de este planeta no son.

Kobe Bryant, tal vez llegado de Venus o de algún planeta cercano al Sol por la alta temperatura que irradia su juego, marcó 37 puntos de los cuales 18 fueron en el último cuarto. Brillando nuevamente y ganándole el duelo al alero rival, Ron Artest, quien terminó al borde de un colapso nervioso, con intercambio de insultos incluidos y discusiones arbitrales, al final no sólo lo perdió sino que también su equipo de los Rockets salió perjudicado al caer derrotado por 96-102.

Es que el juego de equipo sumado a las individualidades como la de Pau Gasol, hacen incontenible a esta escuadra. El español, por la dimensión de su juego, bien sería de Júpiter, por lo menos después de ver como le ganó el duelo al pívot chino Yao Ming de los Rockets. Gasol jugó 43 minutos, para anotar 9 de 18 tiros de campo y 2-2 desde la línea de personal capturó cinco rebotes, recuperó cuatro balones y repartió dos asistencias.

La derrota rompió a los Rockets una racha de tres triunfos consecutivos, lo que da más valor aún a este nuevo triunfo. Bryant también aportó seis asistencias y cinco rebotes mientras que el Gasol aportó 20 tantos y el alero Josh Powell, que jugó de titular en el puesto de Lamar Odom, suspendido con un partido, respondió con 17, su mejor marca como profesional, por lo que también merece llevarse un buen lugar de origen. Su cercanía con el anillo lo podrán bien asociar con Saturno.

A esta altura qué importa de dónde llego el entrenador Phil Jackson. Quizás el hombre acompañado por los accionistas de Los Ángeles salió algún día de viaje intergaláctico y fueron juntando esta constelación de estrellas para meterlas en una cancha de baloncesto.