Ginóbilli: La incógnita de los Spurs

Hay algo que a los Spurs, grandes campeones de la década, se les escapa de la mano: la seguidilla de lesiones de Emmanuel Ginóbilli y la inconsistencia para solucinarlo.

Varios son los problemas que se presentan a la hora de minimizar la ausencia de Manu: el entrenador Gregg Popovich no encuentra las variantes en su reemplazo y sus nuevos compañeros de equipo tampoco entienden la manera de jugar con sin el .

Pese a la muy buena producción que siguen con la actividad de su equipo, Ginóbilli sigue siendo muy importante para la estabilidad de San Antonio. Es el comodín que soluciona los problemas cuando los resultados se vuelven en contra.

La actitud que intentaron mantener sus jugadores fueron suficientes para acumular un par de triunfos: Tim Duncan convierte,  Roger Mason, Michael Finley y Matt Bonner aumentaron su capacidad ofensiva y Tony Parker trató de "vestirse" del argentino pero en definitiva,  ninguno pudo convertirse en el comodín para solucionar problemas cuando los partidos no van en su cauce natural.

Al inicio de la temporada, "Manu" se perdió los 12 primeros partidos por una cirugía de tobillo. Ahora, van ocho encuentros fuera de equipo por su lesión en la pierna derecha.

Se espera dentro de poco su vuelta. La incógnita pasa por cómo encontrar el equilibrio y el nuevo funcionamiento de los integrantes bajo el nuevo esquema basado en Ginóbilli. "Bonner, Hill y Mason no se entienden como esperamos con Manu. Cuando regrese, vamos a reajustar lo que se necesite para armar al equipo", comentó Popovich.

¿Cómo funcionará el equipo? ¿Se podrá mantener la misma actitud ofensiva? Quizá adaptando el juego de Parker se pueda encontrar la clave.

La necesidad no debe apurar los procesos lógicos de recuperación para marcar la vuelta. Quizá los play off sea la escena ideal para apostar al regreso pero lo que queda en claro es que el equipo y técnico en su conjunto, deberán trabajar mucho para devolverle el lugar preciso que merece Ginóbilli en su vuelta.