Francia: Los vaivenes más famosos del fútbol

¿Qué será este año de la selección francesa de fútbol? ¿Habrá quizá una selección más irregular en los últimos años?

Sin remontarnos demasiado en el tiempo, Francia fue la anfitriona campeona en 1998, con una selección que derrochaba madurez y combinaba un estilo joven que impregnaba de histriónico fútbol, vencedor en la histórica final por 3-0 a Brasil. Esa selección aportó lo nombres más significativos de una época que marcaría un momento importante en el fútbol, no sólo ñen su país sino en la órbita del deporte a nivel mundial: Barthez, Thuram, Blanc, Desailly, Lizarazu, Karembeu, un mágico Zinedine Zidane, Deschamps y Emanuelle Petit. Acompañados por el entonces defensa del Chelsea, Frank Lebouef, un  joven Thierry Henry, el nacionalizado David Trezeguet, Dugarry y Boghossian, entre otros más. Verdaderamente, un equipo para la historia, por donde se lo mire.

Ratificó su campeonato con la Eurocopa del Bélgica / Holanda 2000, con el gol de oro de Trezeguet en la recordada final con Italia. El campeonato lo ganó de punta a punta, solamente resignando el triunfo contra otro grande del continente: Holanda. Esa generación francesa marcaría un hito en el fútbol mundial. Las estrellas que surgieron en esta selección con Aimé Jacquet, quien pasó todo tipo de estados, primero criticado por todos los ángulos y luego casi santificado, se disolvieron por los distintos grandes de Europa.

Llegó Corea - Japón 2002. Con este nuevo Mundial, un nuevo reto de la selección francesa por defender el título y el prestigio ganado cuatro años atrás. Pero como es sabido, pasó todo lo contrario. Esta débil selección no logró superar la primera rueda, empatando solamente con Uruguay, perdiendo con Senegal y Dinamarca y despidiéndose temprano de la cita mundialista con un mísero puesto 28°.

En las Eurocopas siguientes, tampoco pudo revertir la patética imagen para llegar a Alemania hasta una final con grandes destellos de fútbol, desde atrás, sin ser favorita y aplastando rivales como España, un partido increíble frente a Brasil y Portugal en la semifinal. Fue una pena que en la final frente a Italia, un cabezazo de impotencia de Zidane los bajaría de la nube de ánimo en la que estaban insertos y los deje en una realidad nuevamente con aroma a fracaso.

Esta selección de Raymond Domenech no transmite la confianza necesaria como para sentirla clasificada al Mundial. La ida de Zidane, las constantes peleas con Trezeguet y el fracaso de la Eurocopa 2008, tras la estrepitosa derrota don Holanda, cubren las expectativas con un manto de dudas que no dejan crear un pronóstico conciso de cara al futuro. Con altibajos llega Francia a esta altura del 2009. Su clasificación todavía no es segura. Está segundo en su grupo, a dos puntos de Serbia y con Lituania acechando de cerca. El juego de Ribery y la presencia de Titi Henry son las cartas fuertes de presentación. ¿Alcanzará?

Si bien para Expekt, Francia es la favorita para clasificar en el grupo 7 (@1,50 vs @2,55 de Serbia), como ganador del Mundial tiene siete equipos por delante y su cuota es de 19,00 frente a los 6,00 de Brasil.

Esta es Francia, poseedora de los vaivenes más clásicos de los últimos años del fútbol mundial. Una de las selecciones más difíciles de pronosticar.