Fórmula 1: Mosley vs Ferrari

La Fórmula 1 está devaluando el prestigio que logró cosechar con tantas décadas de gloria.

Hoy, con un anárquico Max Mosley manejando los destinos de la Fórmula 1, parecería ser que el horizonte de está competición tiene más negros y oscuros que un sol renaciente.

Tras el escudo de su investidura, Mosley cruzó la barrera del capricho (y seguramente, millones de billetes) con el repetido repertorio de modificar el reglamento, hecho inusual, más aún, después del Pacto de la Concordia del 2005, donde todas las decisiones y modificaciones serían discutidas por los directivos y las escuderías en conjunto.

Pese a la soberbia del presidente de la FIA, el tope presupuestario tiene su lado positivo. Las escuderías más poderosas se verían en iguales condiciones que las nuevas y jóvenes y el ingenio de ingenieros y capacidades de los pilotos estarían cobrando más protagonismo.

Ferrari, haciendo uso de su privilegio de más antigua, amenazó con retirarse del Mundial 2010, a la que se unieron Renault, BMW, Toyota y Dietrich Mateschitz como propietario de Red Bull y Toro Rosso, bajo la nueva reglamentación establecida, hecho que aprovecharon nuevas escuderías, caso Lola y USF1.

Demandas mediantes, la solución se ahogará en trámites burocráticos, perdiendo el sentido de competitividad que el deporte exige.

Mientras un tribunal francés media en la definición del conflicto, los que amamos al deporte esperamos que la temporada se termine en paz y levantando la competición a las altas esferas de la gloria, que supo conocer durante tantos años, pero si continúa este "tira y afloje" entre escuderías y Mosley, la Fórmula 1 seguirá siendo la única devaluada y ya bastante decaimineto demostró en la presente edición.

Hoy, a días del GP de Mónaco, la principal escudería en el "combate", Ferrari, no figura en el podio. En Betsson, ocupa la cuarta plaza Felipe Massa con una cuota de 11,00 mientras que el favorito, Jerson Button paga 2,85. En la misma casa, por el Campeonato 2009, Ferrari integra el top three (@15,00), detrás Brawn GP (@1,27) y Red Bull (@4,00), dos escuderías con muy pocas tradición en la Fórmula 1.