Fórmula 1: Fórmula Button

La Fórmula 1 parece haber sido tapada con la Fórmula Button, único piloto que parece encontrar el éxito en tiempos de crisis.

La Fórmula 1, desterrada de la tradición gracias a los benditos adimentos brindados por la tecnología, parecen haber pasado de un escenario de destreza y competitividad deportiva a una encarnizada lucha de poder y superioridad tecnológica y económica.

Hoy día, manejar un Fórmula 1 es algo similar que hacerlo sentado frente a una Playstation. Salvo raras ocasiones, el piloto tiene cierta influencia y responsabilidad en las maniobras hacia el título.

El polémico difusor le restó categorización a la mayoría de escuderías que pelean por no quedarse fuera de la tecnología más que de la competencia. BWM confía en su doble difusor para apropiarse de un lugar en el top ten, espacio prácticamente privado de ilusionarse siquiera al comienzo de la competición.

Hoy día, GP Brawn sacó ventaja con su difusor en forma de "V" que le permite ganar tiempo en las vueltas y vaya si lo ha logrado que lleva ganadas cinco de las seis carreras en lo que va del año. Las tradicionales escuderías como Ferrari o Toyota se ven obligadas a resignarse, provocando demandas o amenazas de abandonar los mundiales.

Pese a las denuncias, paradójicamente, todas están trabajando en mejorar sus difusores y obtener ventajas, fuera de lo deportivo, motivo de las discusiones citadas.

Hoy, el tándem Button-Barrichello pareciera ser la fórmula del éxito. Mientras las demás escuderías no le encuentren manera de achicarle diferencias, Brawn tendrá la ventaja y se llevará todos los premios en este 2009. Y así se refleja en las Casas de apuestas, tanto en la clasificación de pilotos, que lidera el británico, como en la escudería que la lidera GP Brawn.

Si quiere jugarse unos billetes, 10a1 paga @2,38 el triunfo de Button.

La gran incógnita igualmente no será igualar admientos, sino develar cuáles serán los destinos del año próximo con la devaluada Fórmula 1.