Final Copa del Rey 2009: Apostemos por la libertad en TVE

La final de la Copa del Rey 2009 de fútbol sacó a la luz un tema que nunca pasa de moda, la libertad de expresión y la necesidad de una información pura y sin censura. El encubrimiento de una realidad en el encuentro entre Barcelona y Athletic de Bilbao, el sentimiento de dos aficiones en forma de silbido, ha tenido como respuesta la destitución del director de deportes de TVE, Julián Reyes.

Dentro del ritual de todo partido de Copa del Rey se incluye el himno nacional. Afortunadamente, vivimos en un país dónde, después de luchar mucho por ello, están recogidos en la Constitución tales derechos individuales como el de expresión y manifestación. Además, los medios de comunicación tienen la obligación de 'contar' las cosas tal y como suceden, ya saben, por eso de huir de una ausencia de libertad sufrida durante todos los años que duró la dictadura y, quizás, algunos más.

No entiendo muy bien qué le pasó por la cabeza a Julián Reyes. Pero desde mi postura de ciudadana respaldo totalmente la decisión del actual director de Televisión Española, Javier Pons: poner en duda la profesionalidad de su compañero y alejarle de una política que todos los españoles nos merecemos sea clara y directa.

Independientemente de la opinión que tengamos cada uno sobre la identidad con un himno, por encima de los nacionalismos y la política, es imprescindible que todos tengamos la oportunidad de expresarla abiertamente, sin faltarle el respeto a nadie. Hoy tú, mañana yo. Vivir en democracia es lo que tiene, señor Reyes. Yo apuesto por ello.