Crisis: El fútbol y el mundo

La crisis financiera mundial está arribando lentamente en el mundillo del fútbol, a veces tan alejado de la realidad como otra, tan apegado. En distintas latitudes, se viven no sólo recortes presupuestarios sino que además, los números no llegan a ser los esperados.

Crisis desde el Barcelona, que debió postergar la inversión en USA por la inclusión de una nueva plaza en Miami para la MLS, hasta Inglaterra donde los números asustan a una de las ligas más poderosas del mundo. Dueños de equipos con serios problemas financieros amenazan con recortar gastos tanto de fichajes como infraestructura, lo que, en teoría, implicaría un retroceso en la gran escalada que hicieron en las últimas décadas.

En Argentina, país exportador de talentos, por excelencia, el caudal de pases disminuyó en más del 50% en relación al 2008. En México, el draft también tuvo un recorte de 1,5 millones de dólares, además de cancelar todo tipo de contrato en divisa norteamericana. Todo acuerdo lo harán en moneda nacional, con el fin de mitigar la crisis. Y en la MLS, el crecimiento fue asegurado solamente en tres de los trece equipos que la integran.

Sin embargo, existen todavía oasis donde "su" realidad está muy alejada de "la" realidad: Medio Oriente escapa a la problemática. Los petrodólares son oxígeno y el idioma de inversiones que hablan en aquellos lados del mundo no son acordes con sus pares de otras latitudes.

Otro ejemplo se vive más para el lado de Occidente: en Alemania se conoció el fructífero creciento económico de la Bundersliga: sus voceros informaron un incremento en sus ingresos de un 10%, marcando así la cuarta temporada consecutiva en alza.

En lo que a apuestas deportivas se refiere, la crisis no afecta a los apostadores: por el partido del Liverpool - Real Madrid se estima que se movieron 10 millones de euros.

Entonces, la pregunta es ¿Cuál será el destino económico del fútbol para los siguientes años? ¿Qué consecuencias traerá una crisis que se deja ver en algunos polos y en otros no pasa nada? En realidad, lo que habría que estudiar con más detenimiento es si realmente existe la crisis que está en boca de todos y la crean aquellos que realmente les conviene que exista.