Champions: Malditas estadísticas

Las estadísticas no acompañan a los intereses de Real Madrid ni Villarreal de cara a sus enfrentamientos decisivos de octavos de final para la Champions de esta noche. Pese a que el conjunto blanco pueda jactarse de ser el equipo más laureado en la máxima competición europea y el Submarino Amarillo puede presumir de haber sido siempre que participa uno de los equipos revelación de la competición, los antecedentes no son nada halagüeños ni para unos ni para otros.

Las estadísticas dicen que de todos los equipos españoles que están en liza, el Real Madrid es el que lo tiene más difícil para romperlas. El conjunto blanco lleva cuatro años sin pasar de octavos y en el siglo XXI ya ha tenido que enfrentarse a un marcador parecido en dos ocasiones frente al Bayern de Munich (2000/01) y Arsenal (2005/06). En ambas ocasiones cayó eliminado. Las apuestas no son tampoco demasiado optimistas con el conjunto de Juande, quien pese a todo se ha empeñado en recalcar una y otra vez que “un gol no es tanto”.

La estadísticas no cuentan, sin embargo, con que el manchego, que fue fichado el pasado mes de diciembre para redireccionar el rumbo de la nave blanca tras la era Schuster, ha hecho revivir la esperanza blanca de ganar la Liga. Un efecto balsámico que se podría quedar en agua de borrajas si el Liverpool le apea de la Champions y finalmente no da alcance al Barça en la competición doméstica. Dos supuestos que tiene muy difícil a día de hoy si miramos las apuestas de Betfair. A su favor; el Real Madrid nunca ha jugado en Anfield y sus últimas visitas a Inglaterra, en Old Trafford, son de grato recuerdo, lo que minimiza un poco la historia negra de los últimos años.

No mucho mejor lo tiene el Villarreal, que visita el estadio del Panathinaikos con el objetivo de hacer como mínimo un gol para meterse en cuartos. Los de Pelegrini nunca han jugado en el infierno griego con el marcador en contra. El Villarreal había ganado sus dos encuentros previos ante oponentes griegos antes del choque de ida. Además, el conjunto español ha perdido los tres enfrentamientos por competiciones de clubes de la UEFA en los cuales ha jugado a domicilio con la necesidad de anotar: ante el NK Maribor (tercera ronda de la Copa Intertoto de la UEFA de 2006), AZ Alkmaar (cuartos de final de la Copa de la UEFA 2004/05) y Málaga CF (Final Copa Intertoto de la UEFA 2002).Una ventaja con la que no contarán en esta ocasión y que deja en contra las apuestas. Sin embargo, ya se sabe, las estadísticas siempre están para romperlas o, ¿ese es el tópico al que se recurre cuando se tienen en contra?