Brasil: Rey de Copas

Cuando se habla de Rey de Copas, definitivamente, no hay otro protagonista que no sea Brasil en los mundiales.

Brasil, desde 1958, con Garrincha, un joven Pelé y Bellini, Didí, Nilton Santos con Zagallo, dieron el puntapie inicial de una historial plagada de éxitos para las vitrinas brasileñas.

Como una máquina de procrear grandes profesionales, comenzó justamente en ese Mundial del 58 con la aparición de las más grandes estrellas. Sin ser revolucionarios, sin tener esquemas tácticos brillantes, los brasileños con su sólo juego, el "Jogo Bonito", marcan la diferencia. Una mezcla de virtuosismo técnico en conjunción con estados físicos incomparables, los jugadores brasileños poseen una característica primaria que los hacen "exportadores" por defecto de Sudamérica.

Más tarde, llegó la Selección del 70, con Joao Saldanha a la cabeza, misma que fue, es y será la mejor selección en la historia de los mundiales. Pudo superar el fracaso del 66 en Inglaterra y, con la vuelta del Pelé en su mejor versión, sumado a la inteligencia de Tostao y la velocidad de Rivelino se creo un equipo imbatible y para todos aquellos que tuvieron la oportuniodad de verlos, quedaron fascinados al punto de decretarlos unánimemente, como el mejor equipo de la historia. Sin lograr revolucionar el fútbol como Hungría en el 54 o Alemania 74, Brasil fue avanzando al paso de los años acumulando logros y elevando estrellas a todo Europa y el Mundo.

El Scratch tuvo su bajón. Paradójicamente, de ser el mejor equipo del mundo pasó a ganar la peor final de todos los campeonatos. Es Estados Unidos 94, sin desentonar con el nivel que se jugó todo el torneo, Brasil e Italia convivieron en los peores 120 minutos definiendo un Mundial.

Igualmente, demás está enumerar copa por copa porque Brasil siempre es protagonista por el fútbol y la alegría que despliega. Será discutible o no, podrá ser de gusto propio o no, pero es de reconocer que el mejor fútbol siempre lo despliega la verdeamarelha, juegue donde juegue.

Y por ello mismo, será el eterno Favorito en todas las competiciones que compita: para Sudáfrica 2010, Brasil es favorito en todas las Casas de apuestas, y salvo las que comparte cartel con España y/o Argentina. En bet365, por ejemplo, su Cuota es de @ 6,00, cuota que ronda en todas las casas.

Por eso, después de ganar copa que se le cruce, Brasil es el verdadero y único Rey de Copas.