ATP Queens: Los árbitros de tenis también se equivocan

Acaba de terminar el partido de Queens entre el australiano Lleyton Hewitt y el americano Andy Roddick con victoria de este último por un doble 7-6.

En este partido ha ocurrido un hecho que merece ser comentado y que tiene como protagonista al juez de silla Gerry Armstrong, el cual dicho sea de paso, ya tiene una cierta fama de no ser muy buen árbitro que digamos...algo así como el Rafa Guerrero del tenis.

Durante el transcurso del 2º y decisivo tie break Hewitt ha mandado una bola muy ajustada a la línea de fondo, Roddick llega pero ve la bola fuera y la deja pasar. El caso es que el línea encargado de esa zona canta la bola out pero Hewitt pide la revisión del Ojo de Halcón. En la pantalla de la pista se ve la repetición y la bola toca la línea, es buena y como Roddick la dejó pasar por exceso de vista es punto para Hewitt.

Pero el americano empieza a protestar, va hacia el juez de silla ( el Sr. Armstrong ), le dice que él estaba ahí, etc, etc lo que dicho sea de paso, es un comportamiento muy antideportivo y no es la primera vez que hace cosas parecidas...pero bueno, Roddick puede protestar todo lo que quiera, el problema viene cuando el árbitro del partido coge y cambia su 1ª decisión de darle el punto a Hewitt y dice que hay que repetir el punto !!!

Un árbitro sea del deporte que sea tiene que dominar el partido. Él manda y sus decisiones deben ser suyas y de nadie más. Así, es un disparate que un árbitro que ha tomado una decisión ( y que además era la correcta ) cambie de opinión porque un tipo como Andy Roddick empiece a gesticular, gritar, etc.

Muy mal por Roddick por no tener ningún fair play pero mucho peor por Armstrong que no ha hecho su trabajo correctamente.