Apuestas Tour de Francia: Pirineos descafeinados

El Tour de Francia ha superado los Pirineos y su primera semana sin mayor emoción que la rivalidad fratricida entre Lance Armstrong y Alberto Contador.

Las etapas de Pirineos, siempre unas de las grandes citas de la ronda francesa, han pasado sin pena ni gloria y ni siquiera la presencia de puertos míticos ha permitido que el aficionado rememore gestas de tiempos ya bastante lejanos. La victoria de Luis León Sánchez (en la imagen) supo a poco.

Lo sucedido en Pirineos puede servir como radiografía rápida del mal que aqueja al ciclismo en la actualidad. Herido de muerte en los últimos diez años por incontables casos de dopaje, el Tour de Francia no encuentra la manera de revivir sus mejores tiempos y gran parte de culpa la tiene el trazado cada vez más descafeinado.

Su máximo paradigma ha sido el fin de semana grande, donde el Tourmalet o el Col del Aspin estaban situados a más de setenta kilómetros de meta. No hace falta ser un experto para adivinar que ninguno de los favoritos se atrevió a una aventura con el final consabido de ser neutralizado por el pelotón.

Sólo los estupendos paisajes pirenaicos y algunos aventureros de largas escapadas pusieron un poco de cafeína para despertar a los aficionados a las dos ruedas de la inevitable siesta.

Bien es cierto que la sola presencia de Contador o Armstrong es un aliciente más que suficiente para no perder el hilo de la carrera. El duelo mediático traspasa fronteras y de eso se aprovechan Casas de apuestas como Unibet, la cual confía cada vez más en la victoria final del español sobre el siete veces ganador del Tour.

Pero en lo que se pueden forrar los apostantes es en los sprints, más numerosos que nunca en esta edición. Para ellos, Óscar Freire es un valor seguro por lo menos para conseguir una victoria a estas alturas de carrera, donde los hasta ahora imbatibles Cavendish o Hushvod podría dar síntomas de flaqueza en los metros finales. La victoria del cántabro mañana se paga a @13.00, una cantidad que puede dar mucho juego.

Y pese a que las tristes etapas pirenaicas, las quinielas de Unibet siguen confiando en las etapas reinas de los Alpes para recuperar el tiempo perdido… ¿Será entonces cuando saque su orgullo de campeón Carlos Sastre?