Apuestas Liga: El Mallorca tiene licencia para soñar

El Mallorca se está ganando por derecho propio el cartel de revelación de esta temporada. Los baleares han comenzado la Liga sin complejos y se han metido en el pelotón de cabeza, del que tiran con fuerza Real Madrid, Barça y Sevilla.

Naturalmente, las expectativas del Mallorca no son tan altas, pero a buen seguro que da más de un disgusto a los favoritos a la Champions y a meterse en Europa, gracias, en gran parte, al buen hacer de Gregorio Manzano.

Desde su regreso a la disciplina del Mallorca, el técnico jiennense ha demostrado por qué está considerado uno de los mejores de la Liga. El año pasado comenzó mal y acabó exultante. Esta temporada, sin los agobios iniciales, su aspiración es dejar el sello bermellón en este campeonato.

Hasta la fecha, sólo un pletórico Sevilla ha podido con la resistencia mallorquina. Su arranque liguero le convierte en la gran revelación de esta temporada, superando al Athletic, que se ha desinflado en las dos últimas jornadas.

Su solvencia en Son Moix, donde cuenta sus partidos por victorias, es una de las claves para comprender el estado de euforia en el que vive la isla. Tres de tres, igualando la mejor marca del club de la historia.

Ni haber perdido a cuatro de sus estrellas -Arango, Moyá, Jurado o Cléber Santana- parece haberles pasado factura. Lejos de achicarse, el club balear decidió quedarse con lo que tenía en tiempos de austeridad y la apuesta le está saliendo redonda.

Las quinielas de Paddypower le sitúan a día de hoy al mismo nivel que Athletic y Espanyol, cuando a principios de temporada no contaba para nadie. Por ahora tiene un calendario propicio (Sporting y Getafe) para ir sumando puntos y seguir en la zona reservada para los grandes.

Ante los asturianos no parten como favoritos (@2.70, en Paddypower), porque todavía tienen que superar la asignatura pendiente de sacar petróleo fuera de la isla. El Molinón puede ser el lugar ideal para ello.

Lo que está claro es que aquel que quiera asaltar Palma, tendrá que sudar la camiseta, independientemente de que éste se llame Barça o Madrid. Si alguien quiere jugársela, el Mallorca es actualmente una de las mejores bazas… y con don Goyo en el banquillo, ¡todo es posible!