Apuestas Fútbol Español: El Barça no tiene prisa... Laporta sí

El Barça no debería tener prisa en este trepidante inicio del mercado veraniego agitado por su eterno rival. Ésta es la sensación que tiene la gente de la calle y la gran mayoría del vestuario blaugrana, que ondea el triplete como argumento irrebatible. Pero, ¿está igual de tranquilo Laporta y su directiva?

No lo tenemos muy claro, vistas las declaraciones continuas del ‘presi’ del Barça y su ansiedad por cerrar algún fichaje de campanillas para paliar el 'efecto Florentino'. El gran problema de Laporta es que no ha aprendido a relajarse ni a gozar de los éxitos, y por eso, cada final de temporada, le crecen los enanos.

Los aficionados del Barça ya lo sufrieron con Ronaldinho, lo han vivido en incontables ocasiones con Samuel Eto’o (el interminable culebrón de verano) y le ha pasado también hasta hace poco con Víctor Valdés, un caso que llegó a un final feliz gracias a que el portero y el club acercaron posturas en cuanto a los emolumentos.

Realmente la máxima preocupación azulgrana es configurar un banquillo más amplio y compensado. De todos es sabido que Guddy, Hleb o Cáceres no convencen en Can Barça, y canteranos como Bojan o Pedrito por ahora están muy verdes para asumir la responsabilidad. Sólo el centro del campo puro y duro ofrece garantías para no estar preocupados: Xavi, Iniesta, Touré Yaya, Keita, Busquets. Justamente donde han salido varios nombres para reforzar al equipo (Mascherano, Essien...)

El problema viene cuando se lesionan los extremos (Messi y Henry), el delantero (Eto’o) o la defensa se disloca como pasó a final de temporada en plena vorágine del triplete.

Es verdad que Guardiola hizo de tripas corazón y solucionó el embolado magistralmente reconvirtiendo a Touré en central y exprimiendo las últimas gotas de Sylvinho en el lateral izquierdo. Similar 'sudoku' tuvo que hacer con las lesiones de Iniesta y Henry, cuando ambos tuvieron que forzar la máquina para estar en la final de Roma.

Pep debería de ser muy meticuloso con Laporta y demandarle que no se obceque con fichajes de relumbrón y refuerce al equipo con jugadores contrastados defensiva y ofensivamente, tanto para acompañar a Eto’o y poder sustituirle con garantías, si el camerunés finalmente se queda, como para afrontar una presunta baja de Messi, ausencia que a día de hoy es la que más se nota en el Barça, o para cubrir los laterales, donde el equipo anda un poco cojo.

Si consigue este propósito, el Barça será de nuevo claro favorito para revalidar los tres títulos, pese a mucho Cristiano Ronaldo, Kaká o Benzema que se ponga por delante. Por el contrario, si Laporta no se cura la ‘madriditis’, las apuestas pueden cambiar de signo al primer síntoma de debilidad que manifieste el equipo. De momento, gana @1.83 a @2.10 al Real Madrid en las quinielas de Paddy Power. ¿Seguirá reduciéndose la distancia?