Apuestas Fútbol Argentino: Viejos problemas, nuevos negocios

El fútbol argentino atraviesa una de sus crisis mas duras de los últimos años y si bien los problemas económicos no son novedad en la estructura de la AFA, en esta ocasión parece ser que la sangre ha llegado al rió, ya que el arranque del torneo Apertura esta en duda y se suspendieron los comienzos de los torneos de ascenso.

Las salvaciones mágicas siempre estuvieron a la orden del día en el fútbol Argentino, ahora parece ser que demoran en llegar y los salvavidas deberían llegar del lado de la televisión o con la llegada definitiva de las apuestas a tierras argentina.

El presidente Julio Humberto Grondona que lleva una eternidad en su cargo, desde casi 30 años, ya se encargo de anunciar que en la casa mayor del fútbol argentino no hay un peso, poniendo aun más la luz roja de alarma.

El prode bancado que sería un nombre decorativo para el establecimiento definitivo de las apuestas deportivas en el país, no es algo que pueda salir a corto plazo.
Y la solución mas coherente podría venir del lado de la televisión, que recauda unos  mil millones de pesos y a los clubes solo llegan algo así 200 millones. La pregunta obligada es, si la AFA hizo un mal negocio con un contrato largísimo que llega hasta el año 2014 como mínimo o adonde va gran parte del dinero que le pertenece al fútbol.

Sin duda que estamos ante una lucha de poderes que va mucho mas allá de la pelota, en las que están enredados cantidad de negociados y billetes que van de un lado al otro y que los clubes cada vez mas empobrecidos y con pésimas administraciones lo ven pasar de largo. 
Seguramente que el 14 de agosto alguna palabra mágica, mas que una solución cierta, llegará para que el balón vuelva a rodar.
 

El tema es hasta cuando se podrá tirar de la soga de un fútbol Argentino ya muy desgastado en todas sus estructuras y que se desangra llamativamente, cuando es la principal pasión de casi todo el país y fuente permanente de nuevos talentos en la cancha.
Todo esto nos deja un interrogante.¿Quien se lleva el dinero en el fútbol de Argentina?