Apuestas Fútbol Argentino: Boca vive y River sigue en la agonía

El fútbol argentino tuvo un fin se de semana que marcó la vuelta al triunfo del Boca de Basile de la mano de sus dos históricos soldados, hablamos de  Román Riquelme y Martín Palermo que fueron quienes dieron vuelta la historia cuando Boca caía 2 a 1. El cansancio de Vélez que venia de de disputar sus partidos por la Copa sudamericana, seguramente, aparte de un error llamativo que no es moneda corriente de parte de su arquero Montoya. Todo eso le dio margen a Baca para que no perdón y mostrar signos de la grandeza perdida en los últimos tiempos.

Otro que ganó y se prende es Independiente, que dio cuenta de Tigre para meterse entre los primeros. Ahora ira pro el deprimido River Plate, que terminó de estallar en su crisis interna, quedándose sin entrenador, con la renuncia de “Pipo” Gorosito. River nunca mostró una identidad futbolística en lo que va del torneo. Sus individualidades no aparecieron tampoco y esta muy lejos de los viejos tiempos, cuando era permanente protagonista.
La crisis de Racing que señalábamos durante la semana pasada, se acentuó aun más, con la derrota ante el Huracán de Cappa.

La sorpresa del fin de semana la metió Argentinos Juniors bajando a Estudiantes de La Plata, que parecía ser un equipo imbatible hasta el domingo.
El apertura no tiene descanso ya que el miércoles arranca una nueva fecha con enfrentamientos como el de tigre Huracán que en BetClic paga @2.70 al triunfo de Huracán candidato a seguir ganando, mientras que el éxito de Tigre paga @2.30.
El día viernes tendremos el clásico de la jornada con Racing enfrentando a Boca, en que sería el ultimo partido de Caruso Lombardi como entrenador de la Academia”.

Un partido que sin duda puede dejar un antes y un después para los dos equipos y donde hoy por hoy llega mejor el equipo de Basile, pagando una buena cuota de @2.70 a su triunfo.
Se puso atractivo el Apertura, ya que a Estudiantes se le pegaron Argentinos Juniros, Banfield, Velez , Newells e Independiente , en lo que será una lucha cerrada hasta el final, ya que difícilmente alguien se desprenda del resto.