Apuestas Baloncesto: Ricky Rubio sigue con su culebrón

El culebrón Ricky Rubio ha ganado la partida en duración, que no en audiencia, al de Eto’o, una vez que el camerunés ha concretado su fichaje con el Inter. El joven base continúa su eterna disputa con el Joventut para poder jugar en la NBA, aunque los grandes de Europa están al acecho por si Timberwolves se retira de la puja.

Ricky Rubio no debe de estar muy convencido de jugar en las filas de los de Minnesota, uno de los peores equipos de la Liga junto a Sacramento Kings según reflejan las apuestas de Betclic. Y es que lejos quedan los tiempos en que este equipo era unos fijos en los playoffs gracias a jugadores como Kevin Garnett.

No sería de extrañar que Ricky Rubio, carne de NBA desde que empezó a jugar, estuviera tensando la cuerda para acabar en un equipo puntero del baloncesto europeo. En este caso cualquiera que logre su contratación daría un gran salto en el favoritismo de las quinielas de cara a la Euroliga.

Por ejemplo, uno de los que más ha crecido en este apartado es el ‘nuevo’ Real Madrid de Ettore Messina, cuya sola presencia en el banquillo blanco multiplica sus opciones ganar la máxima competición europea (@5.00, también en Betclic), por delante de sus dos máximos rivales en España, Regal Barça (@7.00) y TAU (@7.00).

Aunque Valdano haya afirmado hoy que “el fichaje de Ricky Rubio es muy difícil”, ya manifiesta toda una declaración de intenciones del club madridista.

Quizás el base catalán es lo que le falta al proyecto de Florentino para recortar el escaso margen de ventaja (@0,5) que les separa de Panathinaikos y Olympiacos, y superar de paso al CSKA Moscú, equipo que precisamente se ha resentido en las apuestas tras la marcha del técnico italiano al conjunto blanco.

También el Regal Barça estaría encantado de fichar a la mayor joya del baloncesto español en la actualidad. El vigente campeón de la ACB quizás no pueda ofrecer tanto dinero como el Real Madrid, pero a cambio puede alardear de un proyecto consolidado y la posibilidad de seguir creciendo profesionalmente en su tierra junto a un jugador como Juan Carlos Navarro, uno de sus referentes de cara a su sueño de jugar en la NBA.

De todos modos, su máximo deseo es jugar cuanto antes en la considerada como mejor liga del mundo y poco importa si Minnesota no es a día de hoy la opción que más le hubiera gustado, tanto por calidad de baloncesto como de vida, y es que el intenso frío que se da en esta ciudad congelaría los ánimos de cualquiera.

A su favor tiene que los aficionados de Minneapolis le recibirían como al mesías y no sería para nada un mal equipo puente para adaptarse a otro tipo de baloncesto y luego dar el salto a equipos con metas más ambiciosas.

Lo que sí está claro en todo este culebrón son los capítulos del Eurobasket, en los que Ricky Rubio volverá a ser protagonista, pero esta vez por su juego y no por los líos de este verano. Esperemos que el guión vaya según lo previsto por las apuestas y le veamos en lo más alto del podio de Polonia con la Selección (@1.90).