Apuestas Baloncesto: España se queda sola en Europa

España ha ganado el primer Eurobasket de su historia de la mano de una generación irrepetible. La única selección que a día de hoy le puede batir es Estados Unidos, y sólo cuando no reserva a ninguna de sus superestrellas y encima tiene el Arbitraje a favor. Tras la exhibición de Polonia, los próximos retos son el Mundial de Turquía y los Juegos Olímpicos de Londres

El Mundobasket será dentro de dos años. España será la gran favorita de nuevo para revalidar el título que consiguiera en Japón en 2006. Aunque habrá varios factores a tener en cuenta antes de colgarles el cartel de bicampeones.

El que más podría afectar a España es la presencia de EE. UU. Aunque eso dependerá del equipo que sea capaz de conformar. El considerado Dream Team que derrotó in extremis a la selección de Aíto será muy difícil de repetir. Además, tienen mucho más que perder que ganar, ya que ahora mismo siguen con el orgullo intacto de considerarse los mejores y no habría motivos para que se arriesguen a demostrar lo contrario.

Otro de los argumentos de peso para dudar en las quinielas es el ambiente que se puede respirar en Turquía, donde los anfitriones llegarán en su plenitud baloncestística para plantear una dura batalla a las dos superpotencias del deporte de la canasta actualmente.

También habrá que estar muy pendientes de la evolución que siga el baloncesto de la ex Yugoslavia, debido al gran papel realizado por Serbia, Eslovenia y Croacia, fuentes inagotables de diamantes en bruto de este deporte. Si continúan la progresión, serán aún más temibles de cara al baño turco, que para más inri, no les queda demasiado lejos de casa.

Aunque para no quedarnos sólo con lo de Europa, hay que recordar que Brasil y Argentina también se han hecho un hueco en la zona de los grandes y, a buen seguro estarán muy arriba en las apuestas. ¿Quién no cruzará el charco para no vérselas con Gasol y cía?