Anabel Medina: Batiendo el récord

Anabel Medina bate su propio récord y conquista la posición más alta de la tabla en su carrera. Su triunfo en Marruecos le ha valido el puesto 16 del Ranking WTA.

Medina no sólo se ha ganado con creces alcanzar el mayor logro de su vida profesional, sino que ha demostrado que el puesto 16 se le queda corto. La perseverancia, amor propio, fuerza mental y física, así como, sobre todo, su excelente y contundente trabajo le han valido una trayectoria llena de triunfos. Y ahora me explico, aunque los amantes del tenis ya sabréis de qué hablo.

En 1998 saltó por primera vez como profesional a una pista. Con 16 años se codeó y ganó a  las mejores, Sánchez Vicario, Conchita, Marrero... En 2002 inicia la temporada de su carrera, hasta aquel momento, llegando a cuartos de final en Auckland y final en Hobart. Pero cuando llega a octavos de final en el Open de Australia, frente a Mónica Seles, y mientras le jugaba de tú a tu, la mayor barrera que ha encontrado en su camino se puso frente a sí: rotura de ligamentos cruzados de la rodilla derecha.

Esta grave lesión, que muchos atletas no son capaces de superar, le apartan de la pista durante 10 meses. En la línea ascendente de sus inicios, Medina tiene que asumir que aquí podía acabar todo. No obstante, la prueba quedó más que superada y la barrera traspasada. El nivel de la vuelta de Anabel sería más que inesperada.

Lleva nueve títulos individuales (cuatro en Palermo, tres en Estrasburgo, uno en Camberra y el conseguido el pasado domingo en Fes); ha llegado a cinco finales; aunque no cuenta con ningún Gran Slam ha pasado cuatro rondas en Roland Garros y en dos ocasiones en el Open de Australia, este año la segunda; y que no se me olvide su andadura en la categoría de dobles, además de ser el número 4 del mundo actualmente, ha ganado un Gran Slam y 11 títulos WTA Tour.

Anabel Medina da cada día más miedo a sus 26 años, y ya nadie recuerda cuando la ve jugar aquella lesión que llegó en un momento clave de su carrera, pudo truncarla, y hoy 'le ha llevado' a su mejor ranking. ¿Algo no se puede esperar de la valenciana? Yo apostaría por Medina.