El hombre que ganó un Tote Jackpot de 1'6 millones de euros apostando 2'33€. Una historia real.

Los hipódromos británicos vivieron el 8 de Marzo de 2011 un día histórico. Steve Whiteley, un técnico de calefacciones de 61 años de Devon (Inglaterra), acudió a las carreras de Exeter (Inglaterra) con sus amigos y puso una apuesta de 2 libras esterlinas (poco más de 2 euros) en un tipo de apuesta bastante popular que se denomina Tote de Jackpot. La probabilidad de ganar esa apuesta de Tote era de 879.137 a 1... pero acertó y el señor Whiteley es ahora 1.445.671 libras más rico; un bote casi tres veces mayor que el que era hasta ahora el Tote Jackpot más alto nunca conseguido en los 45 años de historia de este tipo de apuesta.

Las apuestas de tote son muy populares en las apuestas de caballos, especialmente en el Reino Unido o Italia, y son aquellas que reparten un bote que dependerá del número de apostantes y las cantidades apostadas. Hay varios tipos de apuestas de Tote pero en el caso del Jackpot, la apuesta consiste en acertar los 6 caballos ganadores de las 6 carreras de un evento que se elija. Los apostantes que no acierten en una carrera se van eliminando y quedan sólo aquellos que acierten las carreras consecutivamente; si nadie acierta, el bote se acumula para el próximo evento. El conseguido por Whiteley llevaba más de una semana aumentando y en las siguientes carreras hubiera alcanzado los 4 millones.

Steve Whiteley ha confesado que solamente visita los hipódromos dos veces al año y que al principio iba a elegir dos ganadores posibles por carrera pero que la apuesta entonces ascendía a 32 libras y le pareció mucho. El caballo ganador de la última carrera, Lupita, había perdido en las 28 últimas salidas que había hecho. De 363.285 boletos que participaron en este Tote Jackpot, sólo siete llegaron a la cuarta carrera y en la 5ª y 6ª sólo quedaba Whiteley. Su historia hace que sea más acertada que nunca la gran expresión 'contra todo pronóstico...'.

El caso de Whiteley es una pesadilla para las casas de apuestas y un sueño hecho realidad para los aficionados a las mismas. De nuevo un mazazo para los bookmakers, que ya vieron el año pasado como el Grand National, la carrera más importante del Reino Unido, se lo llevaba un caballo con una cuota aproximada de 100/1. Y es que, pese a lo que diga Calderón de la Barca,  'los sueños, [no siempre] sueños son'.