Trading en apuestas deportivas

files/trading-apuestas-deportivas.jpg

El trading es una forma de interpretar las apuestas deportivas como un mercado. Como una compra-venta de valores. En realidad, el término trading viene importado de la bolsa. De tal manera que lo que se hace en las apuestas deportivas a través del trading es, exactamente lo mismo que se hace con el marcado de valores bursátiles. Comprar una cuota, un valor que consideremos que está a buen precio, para después comprar otro valor contrario. A modo de venta del que hemos comprado, en realidad, lo vendemos, de tal manera que no hay posibilidad de perder.

El trading se puede hacer en cualquier casa de apuestas, y con un ejemplo gráfico, es posible que lo entendamos mejor. Imaginemos que hay un partido determinado de tenis. Juegan dos tenistas de características similares, pero las cotizaciones están a 1.40 la del favorito y 2.5 la del otro jugador. Hacer trading supone comprar una cuota, y una vez se haya revalorizado, cubrirse. Evitar las pérdidas. Vender el valor comprando el otro.

Lo podemos interpretar de la misma manera. Supongamos que compramos 10 unidades de divisa, cualquiera a favor del equipo favorito 1.4. En este momento contamos con un valor que nos devolvería las 10 unidades de nuestra apuesta y nos daría 4 de beneficio. Si el jugador favorito gana el primer set, lo normal es que la cotización esté entre 1.15 y 1.20. En este momento ya podremos cubrirnos. Hacer trading. Podemos evitar la pérdida de todo nuestro montante si, en este momento compramos el valor del tenista que más cotiza en ese momento. Es posible que después de haber perdido el primer set, la victoria del jugador de menos calidad esté cotizándose a 5. Si es así, podremos hacer una apuesta de 2 unidades y no habrá posibilidad alguna de perder.

Estaremos entregando una parte de nuestro beneficio en el probable caso de que gane el favorito, pero ante una eventual remontada, estaremos cubiertos. No podremos perder. Si compramos las 2 unidades a 5, en el caso de que ganara el jugador de menos calidad y remontara el partido, no tendríamos ningún problema. Ya que en caso de que esto se produzca recuperaríamos los 10 euros de la inversión inicial. Y en caso de que ganara el favorito tendríamos en un beneficio de 2 unidades.

En cualquier caso, el trading se suele hacer con valores mayores para que el margen de beneficio sea mayor o que haya más margen de maniobra. Lo hacemos al revés. Compramos el valor inicial del jugador con menos calidad. 2'5. Cuanto más se iguale el partido más barata estará la cuota de éste jugador y más cara la del favorito. De tal manera que, vamos a suponer, en este caso que, después de haber comprado el valor de 2'5 nuestro tenista gane el primer set. El partido no ha acabado, pero el valor que hemos comprado se ha revalorizado mucho.

Ahora, el valor está en la cuota del otro tenista. Lo normal es que, después de haber vencido en el primer set, la cotización de nuestro tenista haya bajado hasta 1'6 ó 1'8, como máximo y que la cuota del a priori favorito, esté por encima de 2. Si hemos comprado 10 unidades a 2'5 tenemos nuestras 10 unidades y 15 de valor añadido. En esta situación, la victoria del tenista favorito a priori, estará por encima de 2, así que comprando otras 10 unidades de su valor tras la pérdida del primer set, nos va a dar un beneficio seguro. Gane quien gane.

El trading en apuestas deportivas también es una fórmula tradicional para las combinadas en eventos que se juegan a distintas horas. Pongamos el caso de este fin de semana en el fútbol español para entender cómo se podría hacer y cuáles son los beneficios del trading. Este sábado jugaban en

España los tres primeros clasificados. Lo hacía primero el Valencia en Vallecas contra el Rayo Vallecano. A continuación, a las 20.00 horas, el Real Madrid contra el Atlético de Madrid y, por último, el Fútbol Club Barcelona en Getafe.

Un apostante, podría haberse dado cuenta que en cualquier cada de apuestas las cotizaciones medias, aproximadamente daban por favorito al Valencia en Vallecas, pero cotizaba muy bien, a 2.2 o 2.1. El Real Madrid cotizaba a 1.16 y el FC Barcelona a 1.20. La lógica invitaba a pensar que Real Madrid y Fútbol Club Barcelona iban a ganar sus partidos, pero como siempre sus cotizaciones son muy bajas, lo que íbamos a intentar es subir la cotización con una combinada.

Bien, la victoria de los tres equipos cotizaba, combinada, por encima de 3.5.

Si un jugador de apuestas deportivas hubiera comprado los tres valores tendría 10 unidades al valor de 3.5. Tras la victoria del Valencia en Vallecas (1-2) y del Real Madrid ante el Atlético de Madrid (4-1), sólo faltaba una condición para que recuperáramos nuestras 10 unidades de apuesta y ganáramos 25 unidades más. Sin embargo, teníamos comprado el valor de la victoria del Fútbol Club Barcelona a 3'5. Un valor altísimo. Esto nos permitía comprar el 1X en el partido a favor del Getafe por una cotización similar. Así que, comprando 10 unidades más, teníamos beneficio seguro. Si el Barcelona ganaba ganaríamos (-10-10+25=15 unidades de beneficio seguro), y si no ganaba exactamente igual. El concepto es dejar de ganar, o invertir una parte del beneficio futuro, en cubrirnos una eventual derrota y jugar siempre a favor de nuestra banca, porque, como se pudo comprobar, estas cosas pasan en el deporte y el FC Barcelona perdió su partido.

De todos modos, cuando hablamos de trading tenemos que tener en mente una casa de apuestas. Betfair. La casa británica es la única que opera en España que te permite comprar resultados a favor y en contra, (BACK and LAY). Es un mercado. Tal cual. Exactamente igual que en bolsa. Lo que haces es comprar valores que otra persona le ha dado a una apuesta. Se compran los mejores valores, las mejores ofertas, obviamente. Es la casa de apuestas donde el trading es norma habitual. Y donde es más sencillo, porque no hay márgenes para la casa de apuestas, el margen se coge del beneficio de la apuesta ganada. O sea, entre el resto de casas de apuestas y Betfair, es que el margen del beneficio no se aplica en el valor de la cuota. La cuota llega "virgen" al mercado de valores, es la que pone el punto de corte entre la oferta y la demanda.

Lo ponemos también con un ejemplo práctico. La eliminatoria entre España y Argentina de Copa Davis está cotizando, aproximadamente 1.2 a favor de los españoles. En efecto, España es favorita para ganar la Davis, pero las cotizaciones irán variando a medida que vayan transcurriendo los partidos. De tal manera que podemos comprar la victoria de España a 1.19, o la derrota de España, (la victoria de Argentina) a 6, o lo que es lo mismo 1.20 a la contra. (Para ganar 100 unidades hay que apostar 20), de tal manera que te devuelven tus 20 unidades y ganas cinco veces más, 100 en total. Al comprar 1.20 a la contra, si piensas que Argentina puede ganar uno de los dos partidos del viernes, verás cómo la cotización de la victoria de España sube.

O sea, si has comprado con 20 unidades de riesgo 100 de beneficio, tienes 120 unidades en juego, (20 x 6). Si Argentina consigue ganar un partido, (supongamos que Del Potro logra derrotar a David Ferrer), la cotización va a subir, como mínimo a 1.40. En ese momento, podremos invertir 100 unidades a la victoria de España. Si gana España conseguiremos 100x1.4= 140 unidades. Le restamos las 20 unidades que habíamos invertido en la primera apuesta en contra y ése es el beneficio que nos quedará. 20 unidades de beneficio si gana España. Pero lo mejor es que, si gana Argentina, también tendremos 20 unidades de beneficio: De tal manera que, pase lo que pase en las jornadas de sábado y domingo, con 20 unidades de riesgo, habremos conseguido 20 unidades de beneficio, pase lo que pase.

Por el contrario, si España gana sus dos partidos, y has invertido 20 unidades a 1.2 a la contra, verás cómo la cotización ha bajado. Posiblemente a 1.10. Si es así, todavía podrás minimizar las pérdidas. Si compras 100 unidades (todo lo que tienes a favor de Argentina), a esta cotización, te devolverán 10, así que sólo habrás perdido 10, en vez de los 20 que habías puesto anteriormente.

El trading es la forma más profesional de jugar en las apuestas deportivas. Puedes perder una parte del beneficio, pero lo más importante es no perder dinero.