El scalping como forma de apostar

files/scalping.png

El scalping como forma de apostar

En el mundo de las apuestas deportivas se puede intentar ganar dinero de varias maneras diferentes, por ejemplo, a través de apuestas simples o combinadas hechas antes de que se celebren los eventos, o durante los mismos (apuestas live). Para este tipo de apuestas simplemente se analizan las circunstancias que rodean a un determinado partido o competición deportiva, se valora la cuota que las casas de apuestas han colocado a las distintas opciones, y si se considera que merece la pena dicha cuota, se apuesta la cantidad de dinero que se cree adecuada. En función del resultado final del partido, la apuesta será perdedora (perdiendo todo lo que se apostó a su favor), o ganadora (consiguiendo beneficios producto de multiplicar el dinero apostado por la cuota ofrecida por la casa de apuestas).

Otra forma de actuación que utilizan las personas que se dedican al mundo de las apuestas deportivas es el del trading. Al tradear no importa el resultado final del evento, ya que no se trata de adivinar quién será el vencedor o si una apuesta propuesta se dará o no se dará. Con el trading, lo que se busca es tratar de predecir tendencias o movimientos en el mercado. Si se compra una cuota a un precio (apostar a favor) y se vende a un precio menor (apostar en contra), la diferencia de cuota genera un beneficio que el trader se queda para él. Veamos un ejemplo numérico para entenderlo perfectamente:

  • Back a favor de Nadal a cuota 1.90 de 100 euros
  • Lay en contra de Nadal a cuota 1.38 de 137 euros

Con esa operación se generaría un beneficio de 36.04 euros si gana Nadal o 35.15 euros si pierde (comisión de Betfair ya descontada).

Dentro del trading hay una modalidad, que se utiliza también en los mercados financieros, muy interesante, denominada scalping. 

El scalping consiste en hacer trading, es decir, lo mismo que indicábamos en el ejemplo anterior, pero a baja escala, buscando movimientos muy pequeños de la cuota. En vez de buscar una bajada de 52 tics como veíamos en el ejemplo de Nadal, con el scalping lo que se busca es un movimiento de 1 o 2 tics como mucho. Una correcta estrategia de scalping debe tener previstas salidas por si la tendencia de la cuota es contraria a la prevista, de manera que las operaciones erróneas, generen pequeñas pérdidas, y puedan compensarse con las operaciones positivas.

Veamos algunas situaciones donde se puede hacer scalping:

  • En un partido de fútbol o baloncesto, apostando a favor del equipo que vaya ganando cuando falta poco para el final. Dado que el timpo juega a favor del que va ganando, esa cuota irá bajando con el tiempo, por lo que si no hay gol o jugada de peligro del equipo rival, la cuota bajará.
  • En un partido de tenis, apostando a favor del jugador que va a sacar si es un buen sacador y la pista es rápida. Es importante que su rival no sea mucho mejor jugador que él o un gran restador. En esas circunstacias, es muy fácil que el sacador gane el punto, y la cuota baje algunas centésimas.
  • En una carrera de caballos, con el movimiento tan grande que hay en las cuotas, es relativamente sencillo arañar algunas centésimas en escasos segundos. Lo importante en este caso es tratar de analizar bien las circunstancias para que el movimiento de cuotas sea favorable a nuestros intereses.
<