Como maximizar tus beneficios con Betfair Exchange

Registrate con Betfair y empieza a apostar

Conseguir una gran suma de dinero con una mínima inversión ha sido el argumento más utilizado por las casas de apuestas desde la explosión de su formato online.

Independientemente de las probabilidades, jugando sólo por la ilusión de un futuro mejor, cientos de miles de apostantes realizan sus combinadas, emulando a las arcaicas quinielas, con la esperanza de que un golpe de suerte multiplique por 200, 500 o incluso por 1000 la reducida inversión inicial.

Este tipo de apuestas improbables, en ocasiones se dan. No es que la probabilidad de acertar una cuota @1000 sea mayor de lo que en realidad es (0,1%), pero sí sucede que está tan extendida la costumbre de "echar unas monedas" a ese tipo de combos, que alguien tiene que acertarlas, de vez en cuando. Sin embargo, pese a que las probabilidades teóricas del protagonista de nuestra historia fueran menores aún que las de esos combos locos, tal como podéis ver el siguiente artículo destinado a las estrategias para torneos en ocasiones es una buena idea invertir una pequeña cantidad a meses vista, con intención de tradear.

Lo cierto, y entramos ya en materia, es que no tengo tan claro que el aficionado británico que apostó 50 libras por el Leicester en el mes de Agosto a cuota @5000 lo hiciera con intención de realizar un trading, pero la realidad es que lo hizo. De las 50 libras apostadas en una casa de apuestas tradicional, acabó ganando 72.000 libras hace apenas un mes.

El método es lo de menos: se habla de que la casa de apuestas se puso en contacto con él para ofrecerle un trato, también se comenta que fue él quien quiso cerrar la apuesta por miedo a que los Foxes no pudiese aguantar arriba en la clasificación en el final de temporada… sea como sea, estamos hablando de un trading puro y duro, más allá de que la intención inicial pudiera no ser esa.

Apuestas deportivas Betfair

Reitero mis dudas acerca de las intenciones iniciales del aficionado británico con respecto al trading, ya que no utilizó una casa de intercambio, sino una casa de apuestas tradicional para realizar la apuesta. Falta de liquidez en el exchange, podríamos pensar. Creo que 50 libras es una cantidad suficiente como para igualar una apuesta en los mercados internacionales, por no hablar de las ventajas que hubiera tenido el apostante para cerrar su apuesta con mayores beneficios en el caso de que hubiera utilizado Betfair desde un inicio. Vamos a simular sus movimientos.

Realizó una apuesta a favor del Leicester con 50 libras a cuota @5000, lo que supone unas ganancias potenciales de 250.000 libras menos las 50 de inversión. La apuesta fue cerrada cuando el Leicester cotizaba a cuota @2, y comandaba la clasificación de la Premier League con 6 puntos de ventaja por delante del Tottenham.

Poniendo por caso que la cuota máxima que se puede ofrecer en Betfair es @1000 y que por este motivo haya elegido una casa de apuestas tradicional para realizar su apuesta, las 72.000 libras de "cashout" o de "trato" que le ofrece la casa, suponen un beneficio de casi el 30% respecto a su posible botín, en el caso de dejar correr la apuesta hasta el final de liga. Evidentemente, hay algo que no encaja: 250.000 de beneficio, cuota @2 (50% de probabilidades teóricas) y ganancias del 30%. Ahí hay un 20% que se ha perdido por alguna parte. Y ese 20% son nada más y nada menos que 50.000 libras.

Apuestas deportivas

¿Qué hubiera pasado si en lugar de cerrar su trato con la casa de apuestas tradicional hubiese tradeado en Betfair? Primero de todo, miremos la liquidez. Actualmente hay más de 21 millones de libras igualadas en el mercado de campeón de liga, por lo que no hubiera tenido dificultades reales para poder realizar la siguiente operación:

'Back': 50*(@5000)-50= 249.950

'Lay': 129.200* (@2) – 129.200 = 129.200

Ganancia en Betfair (descontando comisión) 120.750 libras

¿Resultado final? 48.750 libras más de beneficio que la operación del seguidor británico. No es todo tan sencillo, evidentemente. Si la operación se hubiese realizado desde un principio en Betfair, dado que la cuota máxima es @1000, o bien tendría que haber apostado 250 libras para que la ganancia potencial fuese la misma que una cuota @5000, o bien las ganancias potenciales se quedarían en 46.000 si sólo tuviese esas 50 libras para realizar la operación.

Pero una vez decide hacerla en la casa de apuestas tradicional, el apostante necesitaría tener esos 120.000 libras para poder jugarlos al LAY en Betfair y vender su operación.

Remarco, tal como apuntaba antes, una de las ventajas de hacerlo directamente en Betfair: la posibilidad de poder jugar con las ganancias. Como se puede ver en la captura, esa cantidad apostada al lay parte de las ganancias del back, por lo que NO necesitamos tener ese dinero en nuestra cuenta para tradear. Betfair nos deja operar con 120.000 libras sin tenerlas, y eso siempre es una ventaja.

No entraré a hablar de las facilidades para disponer de ese capital si se inicia la operación en otro lugar, pero sí que señalaré que lo que se vende como una ganancia de 72.000 libras por parte del aficionado, visto desde los ojos de un trader, es una pérdida de casi 50.000 libras.

Tampoco voy a hablar sobre si hizo bien o no al vender su apuesta entonces, ya que el Leicester venía de ganar dos partidos por la mínima, y es lógico que el apostante quisiera zanjar ahí y no esperar a la proeza del equipo de Claudio Ranieri. Ahora mismo, los Foxes han encadenado 4 victorias por 1-0 y su cotización, lógicamente, ha descendido hasta el @1.37 que hemos mostrado anteriormente. Como siempre comentamos, en el trading tenemos que tener claro cuándo entrar y cuándo salir (plan de trading) y aguantar más de la cuenta puede suponer perder el beneficio generado.

Apuestas Betfair Exchange

Finalmente, quiero matizar un comentario que he realizado hace un par de párrafos. Para mí PIERDE 50.000 libras. Pero, ¿y para él? ¿Qué suponen para él las 72.000 libras que gana? ¿Y las 48.000 que deja de ganar? Si es un apostador recreacional, por supuesto que ni querrá oír hablar de trading, preferirá el dinero en mano y celebrarlo por todo lo alto. Si es un apostador profesional es discutible su estrategia, aunque si su bankroll es reducido en relación a la ganancia, es comprensible que quisiese cerrar de forma tan favorable para la casa.

Para cada uno de nosotros, 50.000 libras supondrán una cantidad totalmente diferente, aunque para la mayoría, sin duda que es un buen dinero. Lo interesante de todo es la reflexión que se desprende de la operación de este aficionado, ya que cada uno de nosotros, dependiendo de nuestra sangre fría, confianza en el Leicester e interés por la cantidad total a percibir, habríamos actuado de una u otra forma ante el devenir de los acontecimientos.

¿Qué habríais hecho vosotros? ¿En qué jornada hubierais vendido? ¿Cashout directo o trading en Betfair? ¿Quizá un lay progresivo? De bien seguro que tenemos múltiples respuestas, como múltiples opciones de trading existen. Ninguna es mejor que otra, todo depende de lo que el beneficio proyectado suponga para cada uno de nosotros.