Cerrar una apuesta en verde con Betfair

Una de las mayores dificultades que tiene el trading en apuestas deportivas y que, de hecho, comporta una mayor diferencia respecto a la apuesta simple pre-partido, es el tema de cerrar nuestra apuesta.

¿Cómo cerrar? ¿Cuándo cerrar? ¿A qué cuota cerrar?

Una vez más lo repito, y no tengo problemas en ello: el trading parte de una apuesta simple, la cual no es necesario que se dé a final de partido, sino en un momento determinado del mismo. Teniendo claro ésto, si no somos especialmente habilidosos para encontrar apuestas de valor, no vamos a tener éxito en el trading, pues como veréis a continuación, en el trading debemos localizar varias apuestas de valor para que a la larga tengamos beneficios en nuestras operaciones.

Creo que la primera parte la entendemos todos; una apuesta de valor es una inversión sobre la cual entramos estimando que el precio que nos están pagando en un determinado encuentro es mayor a la probabilidad real de que se acabe dando en el largo plazo.

Como sabéis, para realizar la conversión cuota/porcentaje debéis seguir la siguiente fórmula: [1/cuota*100] o [1/porcentaje*100]. Si el resultado de esa primera fórmula es mayor que la estimación que nosotros realizamos, podemos estar ante una apuesta de valor.

Donde está el verdadero problema es en la segunda parte, a la hora de cerrar. Y es ahí donde las apuestas de valor que comentaba, para trading no se seleccionan de la misma forma. Por ejemplo, nosotros podemos entrar en una operación pensada para trading con un value marginal en nuestra apuesta de entrada.

¿Por qué? Porque consideramos que a lo largo del encuentro nos será difícil encontrar una cuota mejor y, en cambio, será más probable que podamos encontrar una cuota con la cuál cerrar nuestra operación. Estamos hablando del valor implícito. No es necesario que el equipo por el que apostamos tenga opciones de ganar el partido, simplemente necesitamos que den un poco de guerra en momentos concretos, y el mercado responda en consecuencia.

Vamos a poner un ejemplo. Hemos entrado pre-partido y nuestra apuesta va bien y nos preguntamos cuándo cerrar en positivo. Sé que es lo suficientemente difícil encontrar una apuesta de valor como para encontrar dos o más en el mismo partido, pero en eso se basa el trading.

Tal como hicimos con las apuestas de valor implícito, al cerrar nuestras operaciones no tenemos por qué encontrar un valor monumental, basta con aproximarnos al cerrar a la distancia mínima a la que creamos que ese equipo (el que tenemos en verde) va a estar de aquí al final del partido. Creo que será oportuno ejemplificar lo comentado de forma más gráfica, y para ello vamos a utilizar el partido Bayern Münich – Real Madrid de baloncesto Euroliga.

Apuestas deportivas betfair

Consideramos que el Bayern va a dar guerra al Madrid, aunque el lay @1.49 no es lo suficientemente bueno como para llevarlo hasta el final del encuentro. Cogemos esa cuota para trading (en la siguiente entrada explicaremos ésto) y dejamos correr el encuentro. ¿Tiene valor el lay @1.49? Implícito, pero nunca real. A mediados del tercer cuarto el Bayern gana por 4 puntos, y las cuotas al favorito se colocan @1.78 - @1.82 aproximadamente. ¿Tiene valor la cuota a ganador del partido del Real Madrid? Según cómo se esté desarrollando el encuentro, es posible. En todo caso no sería un valor increíble, pero sí el suficiente como para cerrar ahora.

¿Y por qué no más tarde? Primero porque por el contexto y la importancia del encuentro, el underdog nunca va a tener una renta demasiado grande en las fases finales del partido, y el mercado siempre va a barrer del lado del favorito a poco que coja ventaja. Y segundo porque si conocemos un poco los equipos, el que es más propenso a realizar parciales es el Madrid. Por ello cerramos nuestra apuesta. Siguiente cuestión. ¿Cómo dejamos el trading? ¿Repartido, del lado del 'dog' o del lado del favorito? Ahí sí que podríamos contemplar el tema del valor.

Cuando jugamos con beneficios (hemos completado un trading y ya, pase lo que pase, no vamos a perder dinero) sí que podemos sopesar la posibilidad de dejar el dinero del lado de lo que a largo plazo tenga más valor. Entonces, pensamos: ¿pre-partido Real Madrid @1.80 a ganar un partido en el que la va la vida? Probablemente sea buena. Luego habría que ver cómo ha ido el encuentro y tal, pero bueno, como ejemplo nos sirve. Lay @1.49 para back @1.80. Nuestro hipotético trading con 20 unidades de riesgo inicial nos quedaría así: 12 unidades sin riesgo para el favorito. Perfecto.

Apuesta betfair

¿Otras opciones? Se pueden hacer mil cosas: volcarlo todo del lado del no favorito e intentar ganar más (cuando vemos mucho valor del lado del equipo débil), repartirlo al 50% (no estamos seguros de lo que pasará o la cuota de cierre no es especialmente buena), volcarlo del lado del favorito pero dejarle una pequeña parte al no favorito 'por si a caso', al revés, volcarlo del lado del no favorito y dejarle algo al favorito para poder seguir operando a final de partido… en fin, muchas posibilidades, todo dependiendo de lo que hayamos analizado y lo que estamos viendo en el transcurso del partido.

Habrá veces que será mejor volcar de un lado, de otro… o directamente repartir. Y hay que ir con cuidado, porque muchas veces, cuando estamos en verde, tendemos a hacer demasiadas cosas que fastidian nuestro valor esperado a largo plazo. Hemos de asegurarnos que cada operación que hagamos sea EV+ (expected value positive) o como mínimo, tener algún valor implícito al realizarla, si no estamos quemando dinero.

En la siguiente entrada podréis ver el otro lado de la moneda: cuando entramos a una operación esperando sacarle rentabilidad, pero el encuentro va por unos derroteros que no teníamos previstos e, irremediablemente, debemos ejecutar el stop-loss y cerrar con pérdidas.