El botón cashout de Betfair Exchange

En anteriores entradas hemos hablado de cómo y cuándo cerrar en verde, así como de cuándo hacerlo en caso de quelas cosas no salgan como esperábamos.

En esta tercera entrada, que completa la trilogía de los cierres, vamos a introducir un elemento que en los últimos dos años ha dado mucho que hablar, no tanto para los traders profesionales, sino para los recién llegados a esta disciplina: estamos hablando del dutching automático o del conocido 'botón cashout'.

Este botón, que podéis encontrar encima de vuestras operaciones en Betfair Exchange y que incluso tiene un apartado propio en la barra de herramientas principal de la casa de apuestas (marcado de color verde para Sportsbook en la captura y en azul para Exchange), fue diseñado para simplificar las operaciones de entrada y salida en el mercado de los apostadores novatos.

Apuestas betfair exchange

El dutching automático nos ofrece cuatro principales ventajas:

- No tendremos que esperar al final del partido para ganar nuestra apuesta

- Podremos minimizar las pérdidas cuando el partido vaya mal

- Podremos disponer del dinero inmediatamente al pulsar el botón*1

- Podremos cerrar a cantidades de apuesta no disponibles en Betfair

Como podréis observar, las dos primeras ventajas de las que hablamos ya existían en el trading manual, por lo que la innovación no nos afecta demasiado a nosotros, aunque es cierto que reducen la dificultad de tradear para los menos experimentados, ya que el sistema calcula el greenbook o redbook automáticamente.

¿Cómo lo hace? No hay demasiados misterios, realmente. Si hemos apostado en un mercado de 2 opciones, buscará la cuota contraria a la nuestra para intentar tradear por ahí. Si el mercado tiene 3 opciones y hemos apostado un back, por ejemplo, el sistema buscará un lay o un double chance para cerrarnos la operación. Sin más, no tiene mayor secreto. Si la cuota contraria a la que hemos apostado, la que necesitamos para cerrar, es buena, no hay diferencias entre cashout y el trading manual. Es más, para hacer dutching es mucho más veloz así. El problema viene si la cuota no es tan buena (si la bookie ofrece cuotas reguleras o en el exchange no hay mucha liquidez).

¿Qué ocurre entonces? Pues eso, que nos realiza un cierre a la cuota actual de mercado y dejamos de ganar dinero.

Apuestas deportivas

En el ejemplo de las capturas, realizamos un lay @1,06 en esta partida de dardos, y pasando el ratón por encima del botón cahsout, éste nos simuló la salida que realizaría a cuota @1,02.

He resaltado la tercera ventaja*1 porque considero conveniente hacer una diferenciación importante. El botón podemos encontrarlo tanto en Sportsbook como en Exchange, pero sólo cobraremos el dinero inmediatamente en Sportsbook. Si utilizamos el glorioso botón amarillo en Exchange, no dispondremos de los futuros beneficios hasta que el partido acabe o ese mercado sea cerrado. Nada nuevo, pues un cierre automático no es otra cosa que un trading con dutching estándar, pero la gente con menos experiencia en el intercambio quizá pasa por alto este detalle. Y ese dato puede provocar precipitaciones a la hora de cerrar encuentros, ya que apostadores con poco bankroll pueden querer ese dinero para entrar en otro encuentro, y lo único que van a recibir de forma instantánea es la inversión inicial, pero nunca los beneficios.

Además, existe otro problema oculto, y es que si queremos aventurarnos a realizar más de una operación en el mismo encuentro (por ejemplo, entrada manual, cierre con botón de cashout y una nueva entrada) el botón de cierre nos saldará el trading total que tengamos en ese mercado, es decir, no distingue entre operaciones, sino que hace dutching de TODO lo que llevemos acumulado hasta el momento en lugar de hacerlo de la última operación a la que hemos entrado. No hay mayor drama en ésto, ya que si pasamos el puntero encima del botón nos simulará el resultado futuro, por lo que únicamente tenemos que tener un poco de vista, y supervisar que dicho resultado sea justo antes de darle al botoncito.

La última ventaja es particularmente útil en Betfair, ya que como sabréis la casa de intercambio no permite realizar apuestas a favor menores a la apuesta mínima establecida en 2€, o apuestas en contra introduciendo un dígito menor a 2 en la cantidad a layear. Por ello, si queremos realizar un redbook de unos céntimos, tendremos que echar mano del botón de cashout si este está disponible, ya que el software sí que permite realizarnos apuestas menores a esa cantidad, pero nosotros no podemos hacerlas de forma manual, de la misma forma que ocurre con los BOTS diseñados para trabajar en Betfair, de los que ya hablamos en entradas anteriores.

Apuestas Betfair

¿Es más útil el invento en bookie tradicional o en casa de intercambio? Yo lo veo más útil para casa de apuestas tradicional. Puedes disponer de tu dinero inmediatamente junto a los beneficios derivados y te aseguras de que SIEMPRE haya liquidez, es decir cuotas activas (mejores o peores, las que la casa ponga siempre y cuando no las esté cambiando en ese momento y desaparezcan momentáneamente). ¿Dónde está el problema de esta herramienta y por qué es tan polémica? El problema, como casi todos en este tipo de métodos de inversión, está en nosotros mismos.

En la necesidad de querer cerrar un partido porque 'tenemos miedo' de que el equipo rival pueda marcar gol (quizá la cuota de cierre no sea mala, pero estamos perdiendo valor de una buena apuesta inicial), en la inquietud al cerrar con pérdidas un partido porque 'ya hemos perdido otro antes', o en la facilidad con la que esta herramienta aporta velocidad y dinamismo al juego, que es algo que al apostador impulsivo le cuesta controlar. Pese a ello, ahora el botón ofrece un nuevo cierre total o parcial (Cashout+), dejándonos decidir a nosotros qué parte de nuestra operación queremos cerrar con una barra deslizante, por lo que dentro de lo que cabe, seguimos teniendo algo de decisión estratégica en el cierre de las operaciones.

El botón cashout no nos intenta timar, más allá de algunos redondeos a la baja*2, es únicamente el sustituto de un trading manual repartiendo ganancias o pérdidas. Hace lo que nosotros haríamos operando de forma manual. Es una ayuda que de vez en cuando podemos utilizar con su pertinente supervisión. No está dotada de factor humano, y por lo tanto, si la cuota de cierre es mala, no nos va a rechazar la apuesta, sino que va a cerrar a la cuota que nosotros le digamos.

Con el cierre automático nadie pierde más si está atento, y por supuesto nadie gana más, ya que es una herramienta adaptada a la nueva modalidad de apostadores, pero también se puede entender como de iniciación al trading. *2Quería finalizar esta entrada con un pequeño detalle. En la captura de dardos que hemos visto anteriormente, observábamos como el botón de cashout nos cerraba con pérdidas un trading intentando realizar un redbook. En esta captura quiero mostrar que, en ciertas ocasiones, tradeando de forma manual podemos obtener mejor rentabilidad, ya que podemos realizar mejores redondeos que el software.

Apuestas deportivas