Apuestas combinadas: por qué no se pueden combinar algunas selecciones

files/Messi Champions League.jpg

Hay un término utilizado en el mundo de las apuestas deportivas, aplicado a las apuestas combinadas y de difícil traducción al español (muchas veces se deja como "apuestas relacionadas"), que explica el por qué no se pueden combinar en una apuesta dos selecciones que, aparentemente, no tienen nada que ver:

Related Contingency - Se produce cuando el resultado de uno de nuestros pronósticos afecta a la cuota del otro y, por lo tanto, no se pueden combinar en una apuesta. A menudo, elegimos selecciones cuya combinación de cuota nos da muy buen resultado y cuya probabilidad de que resulten ganadoras nos parece muy alta. Pues bien, seguramente, si esto ocurre, estaremos ante un caso de "related contingency" y, cuando queramos confirmar la apuesta, nos encontraremos con la desagradable sorpresa de que no se pueden combinar las selecciones y sólo se nos dará la opción de hacer apuestas simples.

Muchas veces, la influencia de un resultado sobre otro la determina la casa de apuestas y, por ello, en algunos bookies podremos hacer determinadas apuestas combinadas y en otros no. Por ejemplo: las apuestas a Ganador de la Liga y Máximo Goleador; puede que haya casas que entiendan que si un jugador está en el equipo que gana la liga de fútbol, tendrá más posibilidades de ser pichichi que un jugador que no lo esté y como son resultados que dependen el uno del otro, no se podrán combinar en la misma apuesta.

El ejemplo de related contingency más clásico es el de intentar apostar a que un equipo gana las semifinales y el campeonato. Si un equipo pasa las semifinales de una competición, evidentemente tendrá muchas más posibilidades de ganarla que antes de jugar ese partido y, por lo tanto, la cuota cambiará en caso de que pase la eliminatoria. Este es un caso claro en el que no prodremos combinar ambas selecciones.

Hay ejemplos, como el que acabamos de ver, que son muy claros. Otro de ellos es intentar combinar un Marcador Correcto y un resultado 1-X-2. Si decimos que un equipo gana 2-0, no podremos combinar ningún resultado de 1-X-2, porque en ese 2-0 ya se tiene en cuenta, a la hora de formular la cuota a esa selección, que el equipo resulta ganador. 

Cuando hagamos apuestas combinadas puede que nos encontremos con casos que no estén muy claros y que dependan totalmente del criterio de la casa de apuesta, aunque siempre podemos pedir explicaciones de por qué se considera related contingency. De hecho, a veces ni siquiera la casa se da cuenta de la relación que hay entre las selecciones y sólo se ve tras haber hecho la apuesta; en esos casos, se resolverán (pese a haberla aceptado como combinada inicialmente) como dos (o más) apuestas sencillas.