Apuestas de Spread Betting

files/Apuestas Spread Betting.jpg

El 'spread betting' es un tipo de apuestas no muy común en España pero que está creciendo mucho en popularidad en mercados como el del Reino Unido en los últimos años. Podemos encontrar este término refiriéndose a las apuestas deportivas pero, por lo general, se utiliza principalmente en apuestas financieras.

En las apuestas de deporte, el 'spread betting' se refiere al hecho de apostar a una variedad de resultados en lugar de a un resultado concreto, por lo que no gana quien acierta el resultado exacto sino que se gana por aproximación. Se trataría de apuestas como las de hándicap o las de Over/Under, donde se trata de predecir el resultado pero con un condicionante que es el 'spread'. Por ejemplo, en las apuestas de hándicap el 'spread' sería los goles a favor o en contra que los bookmakers conceden de antemano a un equipo; se trataría de responder a la pregunta "¿ganará este equipo?" sino "¿ganará este equipo con determinado número de goles a favor/en contra?". El resultado final del evento nos resultará indiferente, lo que buscaremos será aproximarnos con el enfoque adecuado (más/menos, a favor/en contra, etc.).

En cuanto a las apuestas financieras, ahí es donde el 'spread betting' cobra auténtico sentido. De nuevo no apostaremos a un resultado concreto sino a una tendencia. El 'spread betting', pese a que lo ofrezcan las casas de apuestas, se acerca más al mundo de la Bolsa que al de las apuestas online. Se trata de intuir los movimientos de los mercados y aprovecharlos para sacar beneficios sin tener que comprar los activos.

La apuesta en el 'spread betting' se hace a que un el valor de un activo aumenta o disminuye durante el periodo que dure el contrato que elijamos para nuestra apuesta. Por lo tanto, aunque en la vida real un activo pierda valor, el apostante puede ganar dinero si ha predecido que ese valor bajaría. Se apuesta una cantidad determinada por cada céntimo o punto que cueste el activo. Si acertamos en nuestra predicción, ganaremos la misma cantidad que apostamos por cada céntimo o punto que suba o baje el valor del activo. Pero si nos equivocamos, perderemos la misma cantidad apostada por cada céntimo o punto; por este motivo, todas las casas de apuestas advierten del riesgo del 'spread betting' porque podemos acabar con pérdidas a las que nos puede resultar difícil hacer frente.

Un ejemplo muy simple. Imaginemos que las acciones de Telefónica valen 100 puntos pero creemos que van a subir. Apostamos 10€, por lo que necesitaremos 10€ x 100 puntos = 1000€ para "comprar" la acción . Acertamos y al final las acciones de Telefónica aumentan a 150 puntos. Ganaremos 10€ x 50 puntos que sube = 500€.

La rentabilidad del 'spread betting' puede resultar muy alta pero también es cierto que se debe estar seguro de contar con un bankroll con el que podamos cubrir unas pérdidas que pueden ser muy cuantiosas. En el ejemplo anterior, si las acciones de Telefónica acaban a 40 puntos, perderíamos 10€ x 60 puntos que baja = 600€

Algunas casas de apuestas conocidas en España, como Ladbrokes o Bet Victor, ofrecen este tipo de apuestas financieras pero sólo en su página inglesa. Todos los bookmakers enumeran las ventajas del 'spread betting' (alta rentabilidad, variedad de activos a los que apostar, pocos impuestos que pagar, disponibilidad de los mercados las 24 horas del día...), sin embargo todas advierten también de su peligro. Donde podemos acabar con perder más de lo que habíamos invertido. Pese a ser un tipo de apuestas fascinante, nunca se debe empezar a hacer apuestas de 'spread betting' sin entender antes perfectamente cómo funcionan y cuáles son sus consecuencias. De hecho, la mayoría de casas que ofrecen este tipo de apuestas, disponen de tutoriales para ayudar al apostante a descubrir si realmente el 'spread betting' es lo suyo.

<