All in en las apuestas

All in en las apuestas

El término "All in" está muy extendido en el mundo de las apuestas online, sin embargo, cuando nos refiramos a él, debemos tener en cuenta que puede tener dos acepciones (de hecho, la expresión inglesa tiene más pero, cuando hablamos de apuestas, puede significar dos cosas distintas).

El uso más conocido proviene del póquer, especialmente de su forma más popular y extendida online: el Poker Texas Hold'em. Tal y como hemos visto en multitud de películas, hacer un "all in" es "ir con todo" o, por decirlo más fácilmente: apostar todo lo que tenemos. Pese a que en poker existen estrategias basadas en apostar all in, en las apuestas deportivas es bastante desaconsejable. Al jugar contra la casa -en póquer los jugadores juegan contra ellos mismos-, no tenemos a nadie a quien "engañar" los únicos que podemos salir perdiendo somos nosotros. Y aunque si acertamos es la forma más rápida de aumentar nuestro bankroll, también lo es de quedarnos sin nada si perdemos.

Muchos apostantes utilizan el "All in" en las apuestas en vivo para conseguir algo de ganancias, aunque sean mínimas. Pueden esperar casi al final del encuentro o a que esté muy claro quién va a ser el vencedor para apostar todo lo que tengan aunque sea a una cuota de 1.01, puesto que las ganancias están prácticamente aseguradas. Lo importante en cualquier caso con el "All in" es que no se actúe por impulso sino que sea una apuesta meditada.

En las apuestas tradicionales, el término "All in" no se asocia al poker sino a las carreras de caballos. Cuando veamos en nuestra página de apuestas habitual este término, no se refiere a que hay que apostarlo todo sino a que "todos participan". En las apuestas de caballos -pero también puede extenderse a otros deportes- cuando se aplica la regla del all in, quiere decir que todas las selecciones propuestas por la casa cuentan a efectos de apuesta, independientemente de que lleguen a participar en el evento o no. Así pues, si apostamos a un corredor que finalmente no toma parte en la carrera, nuestra apuesta será perdedora.

Muchas casas de apuestas toman esta norma por principio y, como ya hemos apuntado, no la aplican solamente al ámbito de los caballos. En fútbol, por ejemplo, si hacemos una apuesta a que un jugador será pichichi y ese futbolista se lesiona y se pierde la mayor parte de la temporada, nuestra apuesta será perdedora (incluso si no llega a jugar ni un sólo partido).

En algunas apuestas o en algunos deportes, el principio del "all in" se rompe. A veces se especifica que "si no participa, no hay apuesta" (No runner, no bet) pero, por lo general, para las casas de apuestas sí que juegan todos.


Subscribe to All in en las apuestas