¿Cómo puedo estar seguro de que una apuesta es rentable?

Apuestas rentables


Para saber si nuestra apuesta es rentable a priori, es decir, que una apuesta merece hacerse, debemos determinar las probabilidades que asignamos a cada resultado de un evento y compararlos con las probabilidades que asigna la casa de apuestas.


Siguiendo con el ejemplo planteado en el artículo '¿Cómo se convierten las cuotas a probabilidades?', tendríamos para el partido Oporto-Marsella los siguientes datos:



  • Oporto = 1,75

  • Empate = 3,30

  • Marsella = 4,20

Beneficio = (1 / 1,75) + (1 / 3,30) + (1 / 4,20) = 0,57 + 0,30 + 0,24 = 1,11


Porcentaje de pagos = (1 / Beneficio) * 100 = (1 / 1,11) * 100 = 90 %




  • Probabilidad Oporto = (1 / 1,75) * 90% = 51%


  • Probabilidad Empate = (1 / 3,30) * 90% = 27%


  • Probabilidad Marsella = (1 / 4,20) * 90% = 21%

Si nosotros estimamos que las probabilidades de que gane el Oporto son del 65%, nuestra esperanza de obtener este resultado será:

Esperanza = Cuota * Probabilidad = 1,75 * 65% = 1,14

y al ser la esperanza superior a 1, en término medio esta apuesta debería ser rentable, siempre que nuestro cálculo de probabilidades sea mejor que el que aplica la casa de apuestas.