Métodos gestión bankroll: La molienda de Oscar

La Molienda de Óscar: ¿Cómo se utiliza este sistema de gestión?

Este tipo de gestión que cuanto menos tiene un nombre curioso no es realmente muy utilizada o conocida, sin embargo puede ser óptima para apostar a cuotas elevadas o que consideremos sobre valoradas.

Lo primero que hemos de hacer es establecernos un objetivo inicial, en beneficios. Por ejemplo podemos marcarnos ganar 3 unidades. Y entonces, para llevar a cabo esta estrategia procederemos de la siguiente forma:

Cada vez que ganamos una apuesta, aumentamos en la siguiente una unidad, aunque solamente si es necesario para llegar a nuestro objetivo inicial. Mientras perdamos las apuestas, la cantidad apostada en la siguiente es la misma (no aumentamos).

Ejemplo

Como decimos es una estrategia adecuada para cuotas altas, o sobrevaloradas. Por lo tanto hablamos de cuotas mínimas de @3, aunque tampoco las necesitamos demasiado superiores, podríamos abarcar un rango de entre @3-@4-@5, en algun caso cuotas menores como veremos.

Hacemos la primera apuesta, una unidad a cuota @3.25, y perdemos. Por lo que acumulamos -1 unidad. Al haber perdido seguimos apostando en la siguiente una unidad.

Hacemos la segunda apuesta, una unidad a cuota @5.5, y perdemos. Por lo que acumulamos -2 unidades. Al haber perdido seguimos apostando en la siguiente una unidad.

Hacemos la tercera apuesta, una unidad a cuota @4.5, y perdemos. Por lo que acumulamos -3 unidades. Al haber perdido seguimos apostando en la siguiente una unidad.

Hacemos la cuarta apuesta, una unidad a cuota @2.80, y perdemos. Por lo que acumulamos -4 unidades. Al haber perdido seguimos apostando en la siguiente una unidad.

Hacemos la quinta apuesta, una unidad a cuota @3.80, y ganamos. Obtenemos nuestra unidad jugada más 2.80 unidades de beneficio. Acumulamos un total de -1.20 unidades. En la siguiente apuesta deberemos incrementar nuestras unidades jugadas a 2 (puesto que hemos acertado la apuesta anterior), aunque tan solo si es necesario para llegar a nuestro objetivo marcado. Por lo tanto dependerá de la cuota a la que juguemos.

Ahora por lo tanto tenemos dos opciones:

Si hacemos la sexta apuesta, pongamos que la cuota es de @5.80, aunque hemos acertado la apuesta anterior, solo jugamos una unidad, pues la cuota es suficiente para llegar a nuestro objetivo inicial. Vemos: acertamos, por lo que obtenemos nuestra unidad inicial más 4.80 unidades de beneficio. Si hacemos cuentas globales, 4.80 unidades de beneficio, menos 1.20 que teníamos acumulado es igual a 3.60 unidades.

Como nos hemos marcado, nuestro objetivo era de 3 unidades, por lo tanto lo hemos alcanzado y volveríamos a empezar el ciclo desde el principio.

Sin embargo, si hacemos la sexta apuesta, pero pongamos que la cuota es de @3.25, como hemos ganado la apuesta anterior (la quinta apuesta) y la cuota no es suficiente para conseguir nuestro objetivo inicial, nos jugamos 2 unidades (aumentamos una unidad tras cada apuesta ganada, pues es necesario para llegar al objetivo inicial).

Por lo tanto, dos unidades a cuota @3.25, y acertamos, obtenemos nuestras dos unidades iniciales mas 4.5 unidades de beneficio. Si hacemos cuentas globales, a estas 4.5 unidades de beneficio les restamos las 1.20 unidades acumuladas y nos queda un resultado de 3.30 unidades. Por lo tanto hemos superado también el objetivo marcado.

Sin embargo, podría darse el caso de que perdemos nuestra sexta apuesta, jugando estas dos unidades a cuota @3.25. Por lo tanto acumularíamos un total de -2 unidades, menos las 1.20 unidades anteriores, en total -3.2 unidades. Como la ultima apuesta la hemos fallado, en la siguiente deberemos apostar de nuevo una unidad.

Pongamos que nuestra séptima apuesta es a cuota @3.25, y acertamos, por lo que obtenemos nuestra unidad más 2.25 de beneficios. Si hacemos cuentas globales, tenemos -3.2 unidades anteriores más 2.25 de beneficios, es igual a -0.95 unidades. Como hemos acertado volveremos a sumar una unidad a lo que juguemos en la siguiente, 2 unidades en total, aunque tan solo si es necesario para llegar al objetivo marcado. (De igual forma que nos ocurrió en la sexta apuesta).

La octava apuesta es @2.50, por lo que jugamos 2 unidades, y acertamos, Obteniendo un resultado de 2 unidades devueltas más 3 unidades de beneficios. Haciendo cuentas totales tenemos que -0.95 unidades más 3 unidades, hacen un total de 2.05 de beneficios. Sin embargo no hemos llegado al objetivo marcado. (Era de 3 unidades). Hemos ganado la apuesta, por lo que deberíamos sumar una unidad a nuestra siguiente apuesta, aunque solo si es necesario para llegar al objetivo inicial.

Como hemos dicho este sistema es apropiado para cuotas altas o sobrevaloradas, sin embargo nuestra novena apuesta es a cuota @2.30 (no muy alta, pero interesante). No nos va hacer falta aumentar una unidad a nuestra siguiente apuesta para llegar al objetivo inicial (estamos en 2 unidades jugadas por apuesta). Apostamos 2 unidades, a cuota @2.30 y acertamos, y obtenemos 2 unidades devueltas más 2.60 unidades de beneficios. Si hacemos cuentas globales tendríamos 2.05 unidades de beneficios más 2.60 unidades de beneficios, que hacen un total de 4.65 unidades de beneficios, y por lo tanto hemos llegado al objetivo inicial (que eran 3 unidades), por lo que cerramos el ciclo y volvemos a empezar.

Es cierto que en la novena apuesta no nos hace falta ni seguir jugando 2 unidades para llegar a nuestro objetivo inicial, por lo que podríamos incluso optar por reducir nuestra apuesta a una unidad (pese a haber ganado la apuesta anterior). Y obtendríamos menores beneficios, aunque superando el objetivo inicial, pero también menores pérdidas en caso de fallar esta apuesta.

Este sistema nos ofrece una seguridad mayor que los sistemas de martingala ante las pérdidas consecutivas.