Métodos gestión bankroll: El Parlay

¿En qué consiste el Sistema Parlay?


El Parlay es uno de los sistemas más antiguos que se conocen, si nos movemos por foros de apuestas deportivas oiremos hablar de él, aunque tampoco con demasiada frecuencia pues su éxito es bastante relativo, y como estrategia de apuestas deja muchas dudas


Este sistema, simple, consiste en apostar los beneficios conseguidos en apuestas sucesivas. Para ello, pongamos que realizamos una apuesta de 5 unidades a cuota @1.5, y resulta ganadora, por lo que recibimos 7.5 unidades (nuestras 5 unidades iniciales y 2.5 de beneficios).



¿Qué sucede cuando fallamos una apuesta?


Cuando fallamos una apuesta volvemos a comenzar con la cantidad habitual utilizada para las apuestas, 5 unidades por ejemplo.


Sin embargo puede suceder que después de acertar una determinada apuesta no tengamos beneficios. ¿Cómo? Por lo siguiente:
Si nuestra primera apuesta, 5 unidades, resulta perdedora, hemos acumulado 5 unidades de perdidas, que no debemos olvidar. Tenemos -5 unidades.


Como no tenemos beneficios volvemos a apostar nuestra cantidad habitual, 5 unidades. Esta vez lo hacemos a una cuota de @1.6, resulta ganadora, por lo que obtenemos 8 unidades, (nuestras 5 unidades apostadas más 3 unidades de supuestos beneficios), sin embargo en nuestra primera apuesta habíamos perdido 5 unidades, por lo que si hacemos cuentas tenemos que -5 unidades + 3 unidades (de beneficios) = -2 unidades, que son perdidas, por lo que seguimos sin beneficios y deberemos apostar nuestra cantidad habitual en la siguiente apuesta: 5 unidades.


Entonces esas 5 unidades las apostamos a una cuota de @1.7, que resulta ganadora, por lo que ahora obtenemos 8.5 unidades, (nuestras 5 unidades iniciales, más 3.5 unidades de beneficios), entonces hacemos cuentas globales y vemos como teníamos -2 unidades de perdidas + las 3.5 unidades de beneficios actuales = 1.5 unidades de beneficios reales, que serán los que arriesguemos en nuestra siguiente apuesta.


Una estrategia utilizada por novatos, personas con poca confianza, o cuando estamos en bajos fondos, con intención de apostar simplemente lo que ganamos, sin tener que arriesgar parte de nuestro bankroll. Aunque como podemos ver, siempre estaremos expuestos a tener que apostar parte de nuestro banco.