Métodos gestión bankroll: Ormond

Sistema de gestión de apuestas Ormond

Es uno de los sistemas más arriesgados, pero a su vez de los más efectivos si sabemos hacer las cosas bien.

Para seguir este sistema debemos apostar siempre que ganemos la misma cantidad en nuestras apuestas, llamémosla S. Pero cuanto tenemos una apuesta perdida debemos apostar nuestra cantidad, S, multiplicada por el número de apuestas que llevemos perdidas en el ciclo más la cantidad S.

Por lo tanto nos queda la siguiente “formula”: S por X (apuestas perdidas en el ciclo) + S

Con este sistema pretendemos conseguir que una apuesta acertada abarque buena parte de las pérdidas anteriores. Pero ciertamente esta gestión se asemeja hasta cierto punto a la martingala. Y que si entramos en una racha de apuestas perdidas importante, es posible que nuestro bankroll no pueda superarlo.

Es recomendable que las cuotas utilizadas en las apuestas de este sistema sean aproximadamente de @2 en cada momento.

Ejemplo

Pongamos que teneros un bankroll de 1000 unidades. Y jugamos por apuesta 25 unidades, el 2.5%, una cantidad bastante adecuada de acuerdo a un sistema de gestión lineal.

En la primera apuesta, llamémosla apuesta cero, jugamos 25 unidades a cuota @2.10 y acertamos. Por lo que tenemos un beneficios de 27.5 unidades. Cerramos el ciclo y empezamos de nuevo.

En la primera apuesta volvemos a jugar 25 unidades a cuota @1.90 y perdemos. Por lo que acumulamos -25 unidades.

En la segunda apuesta, aplicamos la fórmula (S*X+ S), por lo tanto 25*1+25= 50 unidades, a cuota @2.10, pero perdemos, por lo tanto acumulamos 50 unidades más de perdidas, además de las 25 anteriores, un total de -75 unidades.

En la tercera apuesta, aplicamos la fórmula de nuevo, con 2 apuestas consecutivas falladas tenemos: 25*2+25= 75 unidades, a cuota @1.90, pero volvemos a perder, por lo que acumulamos un global de -150 unidades.

En la cuarta apuesta, con tres apuestas consecutivas falladas tenemos: 25*3+25= 100 unidades, a cuota @1.95, pero volvemos a perder, por lo que acumulamos un global de -250. En total nuestro bankroll es ahora de 750 unidades (+27.5 si consideramos las de la apuesta cero)

En la quinta apuesta, con 4 apuestas consecutivas falladas, aplicamos y tenemos: 25*4+25= 125, a cuota @2.05, esta vez por fin acertamos, por lo que recuperamos nuestras 125 unidades jugadas más 131.25 unidades más.

En total, en ese momento nos encontraríamos con que acumulamos un total de -250 + 131.25 + 27.5 (de la apuesta cero). = -91.25 de pérdidas.

La sexta apuesta, con la apuesta anterior ganada, la hacemos normal, 25 unidades a una cuota de @2.00, y perdemos, por lo que tenemos otras -25 unidades.

En la séptima apuesta debemos considerar que hemos perdido ya 5 apuestas en total, y como venimos de pérdida, nos toca aumentar: 25*5+25=150 unidades, a cuota @1.90, y acertamos. Por lo que nos devuelven nuestras 150 unidades más 135 de beneficios. Haciendo cuentas globales tenemos -91.25 + 135 de beneficios = + 43.75 unidades totales.

Para seguir este sistema es muy importante marcarse unos topes, de pérdidas, porque después de varias apuestas perdidas podría empezar a peligrar seriamente nuestro bankroll. Y de ganancias, donde cerrar el ciclo y volver a empezar, sin ninguna derrota acumulada.

Podemos considerar esta estrategia como una especie de martingala, pero mucho menos arriesgada, menos agresiva. Como hemos visto en el ejemplo, hemos realizado un total de 8 apuestas, a cuotas de @2.00 como media aproximada, de las que hemos acertado 3 y hemos fallado 5, sin embargo nos hemos llevado beneficios.