Métodos gestión bankroll: La martingala

¿Qué es la martingala?

Otra de las formas más conocidas de gestión de bankroll lleva el nombre de martingala o martingale. Consiste en jugar a cuotas 2.00 o cercanas y doblar la cantidad apostada cada vez que fallemos, de forma que al acertar recuperemos todo lo perdido anteriormente.

La martingala está basada en la suposición de que es imposible fallar consecutivamente una apuesta durante un tiempo infinito. Esta estrategia se usaba hace tiempo en los casinos (ruleta) apostando siempre al mismo color con la idea de que antes o después la bola caería en él, pero los casinos al incluir límites se cubrieron ante este sistema.

Esta es la estrategia utilizada a veces en la NBA, basándonos en que un equipo no puede obtener infinitas victorias o derrotas consecutivas, se conoce como 'en contra de rachas' y la explicamos en su correspondiente apartado.

La martingala no se utiliza solamente a cuotas igualadas, pues podemos realizarla en cualquier momento, simplemente si fallamos una apuesta en la siguiente utilizamos la cantidad de bankroll necesario para recuperar las pérdidas de la apuesta anterior y obtener un pequeño beneficio. Si volvemos a fallar en la siguiente apuesta apostaríamos la cantidad necesaria para abarcar todas las pérdidas acumuladas, y así contínuamente hasta obtener el resultado deseado.

Ejemplo

Apostamos una unidad a que sale rojo a cuota @2, si acertamos nos hemos llevado una unidad de beneficio, si fallamos apostamos 2 unidades de nuevo al rojo a cuota @2, si acertamos nos llevamos 2 unidades de beneficio, que menos la unidad que habíamos perdido en la primera apuesta nos da un resultado de una unidad de beneficio. Si fallamos volvemos a apostar el doble, esta vez 4 unidades y si acertamos ganaríamos una unidad de beneficio, si fallamos apostaríamos de nuevo el doble, y así sucesivamente hasta el infinito. Una vez que acertemos, ya sea a la primera o en la vez número 1000, volveríamos a empezar con una unidad.

Hay que tener mucho cuidado con esta estrategia  pues rachas absolutamente impredecibles se dan, siempre, y pueden acabar con el bankroll de cualquiera. Para solucionar esto se puede incluir un límite de pérdidas, de forma que si lo alcanzamos, debemos volver a comenzar el sistema desde el principio aumiendo las pérdidas que hemos sufrido, al menos así no corremos tanto riesgo de llegar a la bancarrota por una larga racha de resulatdos negativos.