Métodos gestión bankroll: Labouchere

Gestión de bankroll Labouchere

Este tipo de gestión del bankroll, también llamado 'cancelación', es un poco complicado, por lo que nos apoyaremos en un ejemplo para comprenderlo.

En primer lugar tenemos que decir que debemos establecer una serie de números: 1 – 2 – 3 – 4 – 5 – 6, será la serie utilizada para el ejemplo, pero podría ser cualquier tipo de serie, de la longitud que sea, siempre que tenga un mínimo de lógica. Los siguientes son ejemplos de posibles series:

Para seguir la gestión Labouchere iremos cancelando algunos números cuando ganemos apuestas, e iremos añadiendo otros cuando perdamos apuestas.

Ejemplo

Para saber cuando debemos arriesgar en nuestra primera apuesta, sumamos el primer y el último número de la serie, en este caso 1 + 6 = 7 unidades. Pongamos que estamos jugando a cuotas de @2.00 para facilitar los cálculos, imaginemos que hemos acertado la apuesta, por lo que el balance acumulado es de + 7 unidades.

Como hemos acertado nuestra apuesta, debemos cancelar aquellos números de la serie que hemos utilizado. Como utilizamos el 1 y el 6, ahora nuestra serie quedaría de la siguiente forma: x – 2 – 3 – 4 – 5 – x.

Vamos con nuestra segunda apuesta, para lo cual volvemos a utilizar el primer y el último número de nuestra serie, en este caso el 2 + 5 = 7 unidades. Volvemos a jugar a una cuota de @2.00, pero esta vez fallamos nuestra apuesta. Por lo que acumulamos -7 unidades, y un balance global de 0 unidades. (+7 de antes y -7 de ahora).

Como hemos fallado la apuesta, debemos añadir un nuevo número a nuestra serie, como es una serie ciertamente lógica, el siguiente número que vamos a añadir es el 7. Por lo que tendríamos: x – 2 – 3 – 4 – 5 – x – 7.

Y volvemos a actuar de la misma forma, utilizamos el primer y el último número para nuestra siguiente apuesta, por lo que tenemos 2 + 7 = 9 unidades que debemos jugar. Pongamos que esta vez acertamos a la misma cuota de siempre @2.00, por lo que acumularíamos un global de +9 unidades. (+7 – 7 + 9).

Como hemos acertado la apuesta, debemos eliminar aquellos números que ya hemos utilizado, y por lo tanto nuestra serie es la siguiente: x – x – 3 – 4 – 5 – x – x.

Procedemos de igual forma para realizar la siguiente apuesta, y en este caso apostamos 3 + 5 = 8 unidades. Las apostamos a cuota @2.00 y fallamos, por lo que nos quedamos con -8 unidades, y si hacemos cuentas globales con +1 unidad (+7 – 7 + 9 -8).

Si observamos en este momento, hemos realizado 4 apuestas, cada una de ellas a cuota @2.00 con un resultado de 2 apuestas acertadas y 2 apuestas falladas (50% como diría la teoría), sin embargo tenemos beneficios.

En la siguiente apuesta, al haber fallado la anterior, debemos añadir un nuevo numero a la serie, por lo tanto tenemos x – x – 3 – 4 – 5 – x – x – 8.

Procedemos de igual forma: 3 + 8 = 10 unidades que jugamos a cuota @2.00 y fallamos, nos hacen un total de -10 unidades. Un global de -9 unidades (+7 – 7 + 9 -8 -10).

En la siguiente apuesta, al haber fallado la anterior tenemos: x – x – 3 – 4 – 5 – x – x – 8 – 9. Y procedemos de la misma forma, 3 + 9 = 12 unidades, de nuevo a cuota @ 2.00 y volvemos a fallar, por lo que perdemos 12 unidades y acumulamos un total de -21 unidades (+7 – 7 + 9 -8 -10 – 12).

En la siguiente apuesta debemos volver a añadir un número a nuestra serie: x – x – 3 – 4 – 5 – x – x – 8 – 9 – 10. Y procedemos de igual forma: 3 + 10 = 13 unidades. Esta vez acertamos a la misma cuota de siempre de @2.00 por lo que conseguimos más 13 unidades y nos quedamos con un global de -9 unidades (+7 – 7 + 9 -8 -10 – 12 +13).

Al haber acertado eliminamos los números correspondientes de la serie, por lo que nos queda: x – x – x – 4 – 5 – x – x – 8 – 9 – x. y procedemos de la misma forma: 4 + 9 = 13 unidades, de nuevo jugamos a @2.00 y acertamos, por lo que nos queda un balance de +13 y un global de +4 unidades en total (+7 – 7 + 9 -8 -10 – 12 +13 + 13).

Si volvemos a fijarnos, hemos realizado 8 apuestas con 4 acertadas y 4 falladas, de nuevo el 50% de aciertos y hemos obtenido 4 unidades de beneficio.

Deberíamos continuar con la serie hasta conseguir cancelar todos los números, sumando el primero + el ultimo de la serie en cada momento, y si al final solo nos queda ese numero, será la cantidad de nuestra última apuesta. Si conseguimos acabar con la serie, obtendremos siempre beneficios, y cuando mayor longitud tenga la serie mayores beneficios tendremos.

Cuanto más grandes sean los números más sencillo tener beneficios, sin embargo, si no conseguimos acertar, la progresión negativa de este sistema puede ser importante y llevarnos a la bancarrota.

Una de las ventajas más evidentes es que por cada acierto cancelamos 2 números de la serie y por cada fallo simplemente sumamos 1 más. Pero como decimos, debemos establecer unos límites en pérdidas, en caso de que la serie se esté haciendo demasiado larga acorde a las posibilidades s de nuestro banco.