Pronósticos apuestas deportivas, el arte del pronosticador

La importancia de los buenos pronosticadores en pronosticos apuestas


El pronosticador de una apuesta tiene que tener en cuenta tantas cosas como situaciones envuelvan al deportista, al equipo que represente, a la sociedad en la que se mueve, a la casa de apuestas que lanza la oferta y al propio apostante.

Aún así, para elaborar pronosticos apuestas que induzca a una apuesta no es suficiente con tener la información del pasado, presente y futuro, sino que además el pronosticador deberá tener agilidad para interpretar qué ocurrirá en la pista o campo y adelantarse por su experiencia como apostador.

Esta reflexión no surge de la nada. Hace un rato leía atentamente la entrevista a un psicólogo deportivo que me hacía pensar en la importancia que los buenos pronosticadores deben dar a la vida privada del deportista o club al que vaya a juzgar. La mentalidad y el momento personal por el que pasa, especialmente un tenista asegura el especialista, es fundamental para aventurarse a un resultado.


Un ejemplo pronosticos apuestas, en este caso de juego en equipo, es el del Barça de hace algunos años. Las casas de apuestas tenían en cuenta la posible falta de confianza del grupo tras varias derrotas para subir la cuota de los azulgrana. Además el apostador también pensaría en las continuas declaraciones de Samuel Etoo para analizar qué podía pasar en un futuro cercano, ¿desestabilizaría al equipo?


Cuando un ciudadano decide invertir su dinero, sus ahorros, a favor de un resultado que defenderán personas con nombres y apellidos, quiere tener las máximas garantías de poder ganar. Para ello deberá tener demasiadas cosas en cuenta, y aún así nunca estará seguro al 100% de su apuesta.